Sin imágenes

gracia esperanzaEn la cita anual de Baeza con su Esperanza en un nuevo tiempo de adviento y en torno a su festividad, la iglesia del convento de Santa María Magdalena de las madres agustinas recoletas acogió el reencuentro de María Santísima de Gracia y Esperanza con sus hijos y fieles de Baeza, tras su restauración por tierras cordobesas.

Ella quiso alentar a todos los baezanos en este tiempo de espera para la iglesia, no podía seguir más tiempo lejos de esos corazones que la saludan con un 'Ave María' cada vez que cruzan la puerta de esa santa casa y quiso volver para sentir el amor que se le profesa e inundar con la esperanza de su mirada al débil.

Restauración sobresaliente

Por tal motivo, la junta de gobierno de la corporación del Miércoles Santo, preparó una solemne función religiosa para recibir a su titular mariana, tras una restauración llevada a cabo con sobresaliente por el imaginero Antonio Bernal Redondo en su taller de Córdoba. Era mucha la expectación suscitada con tal intervención, prueba de ella fue el rebosar de fieles en el templo agustino durante la Santa Misa de acción de gracias.

Para dicha celebración, la imagen de María Santísima se situó en el altar mayor, presidiendo la celebración del Santo Sacrificio de la Misa el capellán del convento. La capilla musical corrió a cargo del grupo juglares, quienes ofrecieron así mismo al terminó de la celebración un recital de villancicos. También estuvo presente en dicha celebración el imaginero Bernal Redondo, recibiendo el mismo la felicitación y consideración de los presentes por tal intervención.// José García Checa