cortijo de la loma baezaEl consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha destacado el protagonismo de las almazaras en el impulso de la calidad del aceite de oliva, lo que resulta determinante para el reconocimiento del producto.

Sánchez Haro ha hecho estas apreciaciones al utilizar como referente del sector a la almazara Cortijo de la Loma, en Baeza, y en el marco del acto celebrado este viernes con motivo  de su 20 aniversario.

Ha señalado a este respecto que esta empresa y la familia Vañó, a la que está históricamente ligada, "representan el espíritu colaborativo, la honestidad, el sacrificio, respeto y cercanía con sus colaboradores, cualidades que son necesarias para liderar el sector del olivar, apoyándose en una inquebrantable defensa de la calidad de los aceites, que le hacen ser reconocidos fuera de nuestras fronteras".

En este sentido, el consejero ha recordado el apoyo de la Consejería al sector, que se traduce en la puesta en marcha de un subprograma temático del olivar, con un presupuesto específico de más de 300 millones de euros, de los que se han movilizado más de 255 millones, es decir, el 84 por ciento.

Así, se han puesto en marcha medidas tales como ayudas agroambientales al olivar (con 94 millones de euros), al olivar ecológico (78 millones), la modernización de industrias olivareras (50 millones) o la modernización de explotaciones (30 millones). En la actualidad, de estas cantidades ya están comprometidos 185 millones de euros, es decir, el 70 por ciento de lo convocado. 

Sánchez Haro ha insistido al respecto en "el esfuerzo de la Junta de Andalucía, que sin duda está aprovechando el sector y sirve para posicionar nuestras producciones en el sitio que merecen".

Cortijo de la Loma es una sociedad incluida dentro del grupo Castillo de Canena. Sus instalaciones cuentan con seis modernas líneas de molturación con capacidad de clasificación de hasta ocho tipos de aceitunas, alta tecnología y trazabilidad y una bodega de 5.000 toneladas.

Se trata de una almazara certificada y validada para el procesamiento de aceituna ecológica. Sus ventas en 2016 fueron de 19,4 millones de euros y cuenta con 22 empleados, que llegan a los 75 sumando los puestos de trabajo de todo el grupo.