El Tiempo

Busqueda

clusuracentenariomachadoEl consejero de Cultura y Deporte, Luciano Alonso, ha destacado “el inquebrantable compromiso de Antonio Machado por la igualdad y libertad de todos los españoles” durante la clausura del centenario de la llegada del poeta sevillano a Baeza. Alonso ha subrayado igualmente la importancia del autor de ‘Soledades’ en la conformación de la identidad cultural andaluza.

 

Durante su intervención, que ha enfocado desde su “modesta” experiencia personal como apasionado admirador del escritor, el consejero ha recordado cómo le impresionó en su juventud “la triste imagen de la soledad” de Antonio Machado en Colliure (Francia), que derrotado y abatido apuraba sin saberlo sus últimas horas de exilio y de vida. Y posteriormente, la fotografía de su ataúd apoyado entre dos sillas y envuelto en la bandera republicana.

 

“Aquellas imágenes quedaron siempre fijadas en memoria y fueron, como para tantos otros, un resorte para vigorizar años después mi compromiso y militancia política”, ha señalado. “Y lejos de la tristeza y el lamento, fortalecieron la lucha por la libertad y animaron el despertar de muchos andaluces, de un pueblo como el andaluz que no estaba dormido, sino marginado e incomunicado por la desidia y el abandono.

 

En este sentido, el consejero ha subrayado que Antonio Machado es “uno de los grandes referentes de la cultura andaluza y que, junto a otros escritores e intelectuales, han dado nombre a nuestra identidad cultural y liderado a los andaluces en su conquista de la autonomía”.

 

Según Luciano Alonso, “no se podría entender nuestra Autonomía sin la inconmensurable impronta y aportación de don Antonio Machado”.

 

El consejero de Cultura y Deporte ha agradecido la invitación a participar en la clausura del centenario ‘Antonio Machado y Baeza 1912-2012. Cien años de un encuentro’ y felicitado a la comisión organizadora, que liderada por el Ayuntamiento de Baeza con la colaboración de otras instituciones ha desarrollado múltiples actividades para difundir la obra del poeta y celebrar su memoria durante todo este año.

 

Luciano Alonso ha afirmado en su discurso que el recuerdo y la presencia del poeta permanece en Baeza. Sigue presente desde aquel 1 de noviembre de 1912 en que tomó posesión de su plaza de catedrático de Lengua Francesa en la que fuera antigua universidad de la ciudad, hoy en día convertida en este Instituto Santísima Trinidad, y que supuso su vuelta a Andalucía tras su estancia familiar en Madrid, sus viajes a París y sus años de profesor en Soria.

 

El consejero ha explicado que su obra creció en Baeza, dio a las letras universales algunos de sus mejores pasajes, conoció a muchos de los intelectuales que le acompañarían en su trayectoria y aquí, definitivamente, “rompió con las costuras de esa España aletargada e inmóvil y alimentó su compromiso posterior con la República y Azaña”.

 

“Aquí, definitivamente”, ha añadido, “fue dando forma al poeta comprometido, al andaluz universal que luchó hasta el final contra la barbarie de la Guerra Civil y por la libertad y la democracia”.

 

Luciano Alonso se ha referido al desgarro que sentía Antonio Machado por las injusticias de su tierra andaluza y afirmado que, seguramente, compartía con la gran pensadora malagueña María Zambrano la opinión de que la “Cultura es y tenía que ser el despertar del pueblo”.

 

En este sentido, el consejero ha aseverado que “a través de la Cultura, con ella como valor y seña de identidad de nuestro pueblo, Andalucía superará las dificultades y volverá a conquistar su futuro, como conquistó hace poco más de tres décadas su derecho al autogobierno: su Autonomía”.

 

“Y en un momento en el que desde algunos sectores se cuestiona o se quiere descomponer el Estado de las Autonomías”, ha agregado, “les aseguro que si hay una experiencia histórica que da fe del éxito y de los resultados positivos del Estado autonómico es, precisamente, la de nuestra comunidad”.