salida hombrosSe celebró la II Corrida de Toros del Renacimiento en Baeza. Se han lidiado un toro de Fermín Bohórquez para rejones y seis de Álvaro Núñez del Cuvillo, bien presentados, bravos y con nobleza, siendo indultado el 5º de la tarde marcado con el nº 257 de nombre ‘Comilón’, nacido en enero de 2014.

Incidencias:
Inclemencia meteorológica ya que nada más comenzar la corrida empezó una incesante lluvia que puso el ruedo impracticable.

De hecho Leonardo Hernández no pudo matar su toro al resbalarse el caballo en uno de las pasadas ante el toro siendo desmontado del caballo y cogido de fea manera sobre el encharcado ruedo, pasando a la enfermería.

Ficha del festejo:

Leonardo Hernández fue clamorosamente despedido sin poder matar el toro y siendo conducido a la enfermería por la cogida reseñada.

Curro Díaz.- Oreja y oreja.
Cayetano Rivera Ordóñez.- Dos orejas y dos orejas y rabo simbólicas.
Ginés Marín.- Dos orejas y oreja.

Muchos fueron los comentarios desde la noche anterior a la celebración de la corrida a consecuencia de la ausencia del cartel de José Mª Manzanares y Alejandro Talavante. Del mismo modo fueron criticados los toros, al parecer para muchos dejémoslo en aficionados, al no verlos aptos para su plaza.

Pues bien, durante y posteriormente a la celebración del festejo, resultó que no se echó de menos a los dos figurones del toreo, incluso hubo comentarios generalizados que de haber actuado estos dos figurones como son Manzanares y Talavante y el paupérrimo estado del ruedo añadiéndole además el estado que habitualmente deja en caballo el albero, con toda seguridad, tanto el público como el aficionado asistente, que ya va volviendo a las Plazas de Toros, se hubieran marchado a su casa a no ser que el empresario que tampoco es de extrañar hubiera decidido seguir con la corrida en otra fecha, algo que no sería la primera vez que ocurre; y que los toros de Núñez del Cuvillo salieron al encharcado ruedo con su peso, su trapío y lo más importante, con nobleza, bravura y trasmitiendo a los tendidos, tanto fue así que el 5º de la tarde fue indultado por el Matador de Toros Cayetano Rivera Ordóñez.

Hoy no voy a hacer una crónica individualizada toro por toro porque creo que se puede englobar a todos los toreros actuantes, en los cuatro y digo bien, porque cuatro, más los de cuatro patas, tan toreros como el que más, han estado en toreros de verdad y con verdad.

En toreros
Un ruedo impracticable, un ruedo que sobre todo en su epicentro era lo más parecido, que digo, era una auténtica laguna y, los toreros han estado dando la cara, ninguno se ha achicado, es más, se la han jugado como principiantes, como novilleros, como hay que estar, en toreros de los pies a la cabeza.

Unos toros que desde el primero al último han dado un juego extraordinario para que los tres espadas hayan podido ofrecer un ramillete de buenos lances de capote, largas cambiadas en el tercio, extraordinarias tandas de muleta por ambos pitones, adornos finales muy arriesgados como las bernadinas por la espalda, molinetes, desplantes y toda una serie de toreo variado que ha calado plenamente en los tendidos. Y sobre todo salvo el pinchazo anterior a una estupenda estocada, esta tarde las tizonas han estado acertadísimas.

Una Plaza más que centenaria, un personal bien engalanado para la ocasión y que ni tan siquiera lo peor salvo el viento que puede haber en una tarde de toros como es el agua, han sido capaces de dar la razón a tanto derrotista como ha tenido esta corrida de toros que con tanto acierto y esmero ha tenido tanto en la preparación de la misma como en las sustituciones a las que ha tenido que hacer frente a escasas horas de celebrarse, la empresa Reyma; una empresa que junto a la ganadería lidiada y al menos el torero triunfador de la tarde aunque los tres lo hayan merecido, deben repetir actuación en esta Plaza de Toros tan importante de la provincia.:: José Cisneros