El Tiempo

Busqueda

lola marinA un mes de los próximos comicios generales, la alcaldesa de Baeza, Lola Marín, hace balance de su primer año de gobierno, al frente del consistorio de la ciudad jiennense Patrimonio de la Humanidad. La primera edil analiza, además, la situación de la localidad en el plano económico-laboral y adelanta algunos proyectos que verán la luz en un futuro próximo.

–¿Qué balance hace de este primer año de legislatura?
–Durante este primer año, nos hemos centrado en plantear lo que será el trabajo de toda la legislatura. Teníamos muy claro que, en esta ocasión, dado el contexto socioeconómico en el que se encuentra Baeza, así como la comunidad autónoma, y España, era muy relevante centrar los esfuerzos en unas líneas básicas muy generales, sin perder el hilo de aquello que es realmente importante. Nuestro programa electoral se centró en tres pilares fundamentales, que hoy en día continúan siendo cuestiones prioritarias para Baeza. En primer lugar, el fortalecimiento del sector agrícola y nuestro aceite de oliva, potenciando todas las virtudes que aún quedan por explorar, como son los primeros aceites o el oleoturismo; todo aquello que aún está empezando a florecer en este ámbito. En segundo lugar, el impulso de nuestro turismo y patrimonio, una de nuestras potencialidades emergentes que puede ir unida al primer sector. Y para continuar, se alzan como base importantísima nuestras ganas de unir fuerzas con Úbeda, para generar ese motor de la provincia de Jaén, en materia de sector servicios, economía o turismo. Dos grandes tierras que, juntas, hacen una mejor representación de su ciudadanía, y que además cuentan con el respaldo del grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad. Para abordar todas estas cuestiones, ya se han iniciados numerosos contactos, incluso muchos de nuestros proyectos ya cuentan con sus estrategias definitivas.

–¿Qué proyectos del programa socialista se han cumplido en este primer año de legislatura?
–Son muchas las propuestas que se encuentran ya iniciadas, e incluso las hay en fase bastante avanzada. Por ejemplo, en cuanto a la estrategia conjunta de Úbeda y Baeza, estamos a punto de conocer si se nos va a conceder o no. Será cuestión de días. También hay otros proyectos que para nosotros eran muy relevantes y que ya son una realidad. Uno de ellos es el ‘Co-working’. Ya tenemos más de veinte empresas que se van a instalar en la ciudad y que iniciarán en breve su camino. Esto ha supuesto una inversión de unos 500.000 euros, para una actividad que creemos que arrancará este mismo mes de junio.

Otro objetivo cumplido ha sido el campo de fútbol. Para nosotros era primordial que las instalaciones deportivas siguieran generando esa necesidad de mantener un estilo de vida saludable. Este complejo ya está concluido, y ahora tenemos la mente puesta en otras ambiciones en el plano deportivo.

La autovía del olivar, otro de los ejemplos y algo también muy importante para esta ciudad, tiene además una segunda consecuencia, y es ese arreglo del Paso de Clavijo. Más de 700.000 euros se han desembolsado para que pudiéramos darle salida a esta iniciativa, de forma que se cumpliera con la seguridad de tractores y ciclistas en su transcurso. Además, hemos de sumar el consecuente embellecimiento de la entrada a Baeza, que Rafa Valdivieso presentaba hace unos días, y que es el resultado de los trabajos realizados en esa autovía del olivar.

–También se han ejecutado otros proyectos de menor inversión, pero de igual importancia para la ciudad, ¿no es así?
–Durante este año, se han acometido un sinfín de actuaciones que, pese a sostener una menor cuantía, son muy significativas para nuestra localidad. Me refiero a espacios como la Casa del Ingeniero, ya licitada y conseguida para unos jóvenes que emprenderán un negocio nuevo. Se han invertido unos 60.000 euros para el arreglo de este rincón, suponiendo una aportación que revertirá positivamente en la economía local de la ciudad, con la generación de una nueva empresa.

Otro proyecto ya concluido es el Museo Taurino de la Plaza de Toros, que en breve será finalizado. Tampoco podemos olvidarnos de las intervenciones en materia de patrimonio ya concluidas como la fachada del Escalante, que fue una realidad a los pocos meses de echar a andar su obra. Junto con todo lo ya mencionado, hemos de ensalzar aquellas inversiones pequeñas que han supuesto cerca de 3.200 jornales y que se han ofertado en el primer año de legislatura. Una cantidad importante de jornales que han generado obras menores, que en su montante suponen un importante esfuerzo económico. Prueba de ello son las actuaciones en las calles Hornos Muñoz, Garabatillo, Paseo de la Muralla o el embellecimiento del Paseo de la Constitución. Unos desembolsos menores, pero con unas consecuencias muy positivas.

–¿Podría desvelarnos qué proyectos verán la luz durante el próximo año?
–Espero que los trabajos en la Plaza de Toros concluyan en su totalidad, muy pronto. En el coso se trabajó en la recuperación de toda la bóveda, es decir, de todo el anillo de este enclave. La plaza alberga ya la Peña Flamenca y la Escuela de Tauromaquia y, como novedad, se instaurarán el Círculo taurino y el museo. Se está terminando de ejecutar el proyecto museístico, que verá la luz dentro de muy poco y, lo que ya está finalizado es el círculo, espacio que en breve vivirá su inauguración.

Asimismo, este año, espero y deseo que tengamos la oportunidad de firmar un gran convenio con la Universidad de Jaén (UJA), para que el Cerro del Alcázar siga sus pasos y podamos, centro de muy poco, contar con un plan director y una gestión de futuro.

–El empleo es su gran prioridad para este mandato. ¿En qué situación se encuentra Baeza, actualmente?
–Siempre lo digo, pero así lo pienso. Mientras haya un solo baezano o baezana que no encuentre trabajo y que tenga una necesidad de empleo, será un fracaso de todos. Tenemos que generar las infraestructuras necesarias para que haya un empleo digno y de calidad para todos. Mientras eso no ocurra, no se están haciendo las cosas ni aquí, ni en ningún sitio bien. Al margen de ello, teniendo en cuenta la situación de las poblaciones de nuestro entorno, Baeza se encuentra en la media. Tenemos una situación difícil, en lo que al índice de paro respecta, y por ello aspiramos a generar tejido empresarial y nuevas infraestructuras que fomenten el autoempleo y empujen en el arranque de empresas nuevas. No podemos quedarnos con la idea de que el Ayuntamiento sea el único motor creador de empleo por contratación, pues no ha de ser el objetivo, ni es sosteniblemente viable.
Durante este año, para paliar la situación de desempleo, hemos generado espacios del sector servicios para que se puedan crear puestos de trabajo nuevos. Por ejemplo, vamos a sacar a licitación el restaurante ‘La Hospedería’. Además, abrirán sus puertas la propia Casa del Ingeniero; la Plaza de Toros o los bares del Mercado de Abastos. El ‘Co-working’ se alza como nuestra gran apuesta.

–¿En qué situación se encuentra el proceso de reapertura de la Escuela de Hostelería La Laguna?
–Desde el primer momento he dicho que yo no soy la alcaldesa del PSOE, soy la alcaldesa de Baeza y nadie me va a poner delante la bandera de ningún partido para pedir en nombre de mi pueblo. Para nosotros la situación de La Laguna es muy traumática. Son cientos de alumnos los que, a día de hoy, no están viendo cubiertas sus necesidades educativas y, por lo tanto, no están recibiendo una formación. Se trata de una escuela cuyo primer objetivo es la inserción laboral y que tiene una capacidad en este aspecto altísima, como ninguna otra entidad educativa, algo que hemos de valorar y mucho.

A ello se suma que existe una plantilla que, pese a que ya forma parte del SAE, aguarda una situación dolorosa, y es que se le adeudan más de veintiuna nóminas que están sin abonar. Entonces, honestamente, mientras no se les pague y, sobre todo, mientras no se cumpla el objetivo para el cual esa escuela se creó, ni estoy contenta, ni voy a parar de decir a quien corresponda que las cosas no se están haciendo bien. Por lo tanto, evidentemente, voy a seguir insistiendo.

–¿Cómo marchan las obras del vivero de empresas?
–Vamos a continuar generando nuevas infraestructuras para poder ofrecerlas. Las que tenemos, actualmente, están todas llenas, lo que nos hace ver que hay que seguir por ese camino y crear este tipo de espacios. Concretamente, lo que haremos es construir dos nuevas naves, donde se podrán instalar nuevos negocios que requieran de un lugar desde donde arrancar.

–Baeza es una ciudad turística, ¿en qué situación se encuentra el sector?
–Desde el año 2014, las ciudades de Baeza y Úbeda sufrieron un revulsivo, y ha supuesto una manera exponencial de multiplicar su capacidad turística el haber ingresado dentro del grupo de las quince ciudades Patrimonio de la Humanidad. Formar parte de este distintivo implica que esas ciudades gocen, entre otros privilegios, de un convenio con Tour España, alzándose además como exponentes mayores del patrimonio de una joya como es España, un país muy rico cultural e históricamente. Tenemos la posibilidad de mostrar nuestra belleza y riqueza patrimonial en países como China, Argentina o Indonesia, entre otros lugares. Todo ello supone una gran promoción de nuestras ciudades, sobre todo, en ámbitos que de otra forma, nos sería muy difícil explotar. Así, desde 2014, y más concretamente a partir del pasado otoño, hemos sufrido un incremento exponencial del turismo, logrando superar la estacionalidad con importantes índices de ocupación en nuestros hoteles. Por ello, todo lo que supongan políticas activas de empleo deberá ir encaminadas a la potenciación de este sector, pues es una de nuestras alegrías, hoy por hoy.

–¿Y a nivel de comunicaciones?
–La Junta de Andalucía acaba de hacer un balance de lo que ha supuesto la apertura de la Autovía del Olivar para Baeza y Úbeda y se ha obtenido un resultado muy positivo, con un incremento del 20% en cuanto a la afluencia a nuestras ciudades. No obstante, seguimos peleando por el acceso de la A-32 a nuestra ciudad. Estamos demandando imperiosamente que se cumpla con este proyecto, algo que se nos ha prometido muchas veces, y que continuamos esperando.

–¿Cómo son las relaciones con la oposición?
–Lo dije en la toma de posesión el 13 de junio de 2015. Dije que no era la alcaldesa de un grupo político, sino que era la alcaldesa de todos, y que contaba con diecisiete concejales. Ese sigue siendo mi ofrecimiento, a día de hoy. Estoy manteniendo reuniones periódicas de junta de portavoces y aspiro a que todos los ediles se sientan con la libertad y capacidad de trabajo que quieran y sean capaces de ofrecer en ese momento. Yo quiero contar con ello y sigo con la mano tendida. Las propuestas que sean positivas para Baeza serán recibidas con el mayor agrado y llevadas a buen término. Estoy convencida de que diecisiete personas suman más que ocho y, por lo tanto, creo que todos juntos haremos mucho más por Baeza. Las relaciones creo que siguen siendo buenas, no obstante, si cualquiera de los portavoces o concejales que trabajan conmigo en el Pleno, codo con codo, se ha sentido alguna vez defraudado, yo le pido que venga, que hablemos, y que sigamos trabajando. En resumidas cuentas, creo que las relaciones, hoy por hoy, son positivas, y espero que así se mantengan durante los próximos tres años.

–¿Qué expectativas tiene con respecto a las próximas elecciones generales?
–Yo creo que todo, ahora mismo, es una incógnita. De lo que sí estoy totalmente segura es de que el PSOE sacará mejores resultados que el 20 de diciembre, porque durante estos meses, hemos hecho lo debido. Lo hemos intentado con todas las ganas y hemos sido una de las pocas fuerzas políticas, por no decir la única, que se ha echado hacia delante, y que ha sido capaz de ponerse al frente de una situación complicada como es una sesión de investidura, tratando de generar ese cambio. Yo estoy confiada en que es algo que la gente ha podido ver.

Creo que cada persona, desde casa, valorará la actuación de las diferentes fuerzas políticas durante este periodo y, a la luz de los últimos acontecimientos, espero y estoy convencida de que otros se llevarán una respuesta muy diferente a la nuestra. 

“Nos llegan rumores de que los suboficiales se podrían formar en El Escorial”

La alcaldesa de Baeza, Lola Marín, ha mostrado su preocupación por el futuro de la Academia de Guardias y Suboficiales de la Guardia Civil de Úbeda y Baeza. En declaraciones a ‘Baeza Comarcal’, Marín ha manifestado que “aunque la decisión de traer a 1.800 personas para que se formen en este centro de la localidad es algo muy positivo, nos están llegando unas noticias que ponen el vello de punta”.

En concreto, la alcaldesa de la localidad sostiene que esta nueva oleada de alumnos contribuirán a la continuidad del trabajo en la Academia, recuperándose puestos de empleo “muy importantes” si bien, matiza, “se nos ha trasladado que cabe la posibilidad de que sea el 2017 el último año que la ciudad vea pasar a estos suboficiales”.

En su opinión, y en caso de que este rumor se confirmara, sería “una traición muy grande por parte del subdelegado del Gobierno”. “Si esto es cierto, evidentemente, acaba de concluir el segundo nombre de la Academia de Úbeda y Baeza de guardias y suboficiales, pues la formación de estos profesionales se trasladaría a El Escorial, en Madrid. Queremos pensar que solo se trate de comentarios, pero mucho me temo que podría ser una realidad el año que viene”, concluye Lola Marín.::ALBA MÁRQUEZ