El Tiempo

Busqueda

Una de las mejores pinturas que cuenta la colección de pinturas de la catedral de Baeza está siendo sometida a una más que necesaria restauración. Se trata de la pintura titulada Rebeca  da de beber agua a Eliecer.
La pintura está siendo restaurada por fondos sufragados por la Asociación de amigos de las catedrales de Jaén y Baeza, siendo una restauración costosa dado el lamentable estado en el que se encontraba.
Restauración
La restauración de la mencionada pintura que comenzó hace unos dos meses, está siendo llevada a cabo por la prestigiosa empresa de restauración baezana Ecroa S. L. siendo su directora Facultativa  Mª teresa López-Obregón Silvestre la encargada en esta ocasión de realizarla, siendo los resultados hasta la fecha espectaculares, por lo que la pintura una vez finalizada su intervención que será dentro de un mes aproximadamente va a poder ser admirada en todo su esplendor.
El cuadro es de considerables dimensiones se hallaba en un estado lamentable de conservación y estaba colgado dentro de la actual biblioteca de la catedral, por lo que no podía ser vista por el público visitante, aunque según informa Mª Teresa, después del proceso de restauración se va a reubicar casi con toda probabilidad en la sacristía mayor donde podrá ser admirada. Carecía de marco y bastidor tenía múltiples pérdidas en la capa pictórica y también un gran repinte en la zona del cielo que impedía ver  la calidad de la obra. Tras la restauración han aparecido unas delicadas palmeras en el fondo del paisaje así como dos camellos de forma estilizada que están siendo atendidos por una figura masculina de espaldas.
Se trata de una pintura realizada hacia 1680 por un pintor perteneciente a la Escuela Genovesa,  y es una escena que relata escenas del Antiguo Testamento tal y como descubrió el profesor Francisco Sánchez en su tesis doctoral acerca de las pinturas de la Catedral.
Sanchez Concha
1 rebeca 1
Una de las mejores pinturas que cuenta la colección de pinturas de la catedral de Baeza está siendo sometida a una más que necesaria restauración. Se trata de la pintura titulada Rebeca  da de beber agua a Eliecer.
La pintura está siendo restaurada por fondos sufragados por la Asociación de amigos de las catedrales de Jaén y Baeza, siendo una restauración costosa dado el lamentable estado en el que se encontraba.

Restauración
La restauración de la mencionada pintura que comenzó hace unos dos meses, está siendo llevada a cabo por la prestigiosa empresa de restauración baezana Ecroa S. L. siendo su directora Facultativa  Mª teresa López-Obregón Silvestre la encargada en esta ocasión de realizarla, siendo los resultados hasta la fecha espectaculares, por lo que la pintura una vez finalizada su intervención que será dentro de un mes aproximadamente va a poder ser admirada en todo su esplendor.

El cuadro es de considerables dimensiones se hallaba en un estado lamentable de conservación y estaba colgado dentro de la actual biblioteca de la catedral, por lo que no podía ser vista por el público visitante, aunque según informa Mª Teresa, después del proceso de restauración se va a reubicar casi con toda probabilidad en la sacristía mayor donde podrá ser admirada.

Carecía de marco y bastidor tenía múltiples pérdidas en la capa pictórica y también un gran repinte en la zona del cielo que impedía ver  la calidad de la obra.
Tras la restauración han aparecido unas delicadas palmeras en el fondo del paisaje así como dos camellos de forma estilizada que están siendo atendidos por una figura masculina de espaldas.

Se trata de una pintura realizada hacia 1680 por un pintor perteneciente a la Escuela Genovesa,  y es una escena que relata escenas del Antiguo Testamento tal y como descubrió el profesor Francisco Sánchez en su tesis doctoral acerca de las pinturas de la Catedral.