El Tiempo

Busqueda

terrazadebaezaLa concejala de Turismo, Beatriz Martín Rodríguez, ha ofrecido esta mañana una rueda de prensa para informar a la ciudadanía del número de terrazas de invierno que se han instalado en la localidad para este invierno. Así, la concejala ha comenzado recordando que en la ciudad existen tres temporadas de terraza, la de primavera-verano, la de verano y la de invierno.

 

Si bien las terrazas de verano hace tiempo que se solicitan siguiendo los cauces legales establecidos y en amplio número, con unos resultados positivos para los establecimientos que las instalan, las terrazas de invierno tuvieron que ser nuevamente reguladas en 2009.

 

Este año, se han solicitado un total de 60 expedientes para la temporada de primavera-verano. En el periodo exclusivo de verano, que abarca desde el 15 de junio al 15 de septiembre, hay algunos establecimientos como los de la Zona 3 (los que se encuentran en las afueras) que debido a su tipo de clientela, solo necesitan la terraza estos tres meses. Otros empresarios han querido alargar el periodo de verano hasta el 31 de octubre debido a la buena climatología, por lo que desde el Ayuntamiento se les ha facilitado y estos han pagando la parte proporcional. Además, en los periodos especiales, como los puentes, se puede solicitar la terraza para ese momento determinado del año.

 

Tras numerosas conversaciones con los bares y restaurantes por parte del Ayuntamiento, en concreto, sus áreas de turismo y de patrimonio cultural, este año vuelven a instalarse las siete terrazas, siguiendo la estética y usos propuestos. “Se trata de una inversión por parte de los establecimientos baezanos que desde el Ayuntamiento valoramos positivamente, pues en momentos difíciles están apostando por la calidad y la innovación, lo que esperamos de pronto sus frutos a estos emprendedores”, explicaba Martín.

 

Dentro de la normativa, que se refiere a la temporada de invierno que va desde el 1 de noviembre hasta el 1 de marzo, se recogen las medidas de la terraza, el tipo de aislamiento que procede realizar, la forma de los paraguas, etc. El resultado, según Martín, es muy positivo, ya que se podrán conjugar los intereses comerciales de este tipo de establecimientos con la conservación de la estética propia de la ciudad Patrimonio Mundial, al ser un diseño mínimamente invasivo o llamativo, y pensado para no ocupar totalmente la vía pública, que, como recordó la concejala, es para todos, no solo para los usuarios de los bares.

 

“Este año han sido siete los establecimientos solicitantes, a los que esperamos que se sigan sumando más, ya que las primeras semanas de instalación están resultando, según los propios restauradores, bastante positivos”, resume Beatriz Martín.

 

Todos los establecimientos que lo deseen pueden dirigirse al Servicio de Atención a la Ciudadanía para solicitar el permiso de instalación de las terrazas.