Sin imágenes
BAEZA, 1511-1526.

Casas Cosistoriales AltasSituadas en la Plaza de Santa María y perpendicularmente a la catedral, es uno de los edificios de más significación para la ciudad puesto que fue sede del Concejo de Baeza desde comienzos del siglo XVI.

Este edificio perteneció a la familia Cabrera durante el siglo XV, acaudalada familia baezana que, a finales de aquel sigo o principios del XVI, la cederá al Concejo para que este ubicase allí la sede de las Casas Consistoriales. De esta forma y debido a su mal estado, entre 1511 y 1526, se acometerán reformas para destinarlas a este fin. Sobre todo, las actuaciones más importantes se realizaron en la fachada, que amenazaban por entonces seria ruina y derrumbe.

Dichas reformas consistirán, en la actuación sobre la fachada, como hemos dicho, y en la elevación con un cuerpo más del edificio. Su fachada pertenece al estilo gótico final, lenguaje artístico adoptado por la oficialidad en estos inicios del siglo XVI. Posee dos cuerpos en altura divididos entre sí por una cornisa y recorridos en vertical por tres contrafuertes cilíndricos.

En el piso bajo o inferior, encontramos tres vanos. La puerta de acceso, conformada por un arco conopial resaltado con dovelaje radial desde la línea de imposta. La portada se enmarca por un alfiz que descansa sobre baquetones.

Los otros dos vanos, conforman ventanas, siendo la central adintelada y moldurada y la situada en la torre, de medio punto con dovelas resaltando su rosca, de forma similar a las de la puerta.

El cuerpo superior, piso noble por excelencia y como así delata su rica decoración, alberga ventanas espléndidamente decoradas y escudos diversos. De esta forma encontramos sendas ventanas con arco conopial y parteluz, sobre antepecho con profusa decoración vegetal y geométrica que flanquea las Armas enmarcadas por una moldura de Juana la Loca y Felipe el Hermoso.

Más al exterior, y también enmarcados – aunque con proporciones más reducidas – , vemos los Escudos de la Ciudad.

La parte más al norte de este edificio es una auténtica torre, situada entre contrafuertes cilíndricos. En el segundo cuerpo se sitúan las Armas del César Carlos V entre sendas columnillas con decoración y bajo él, una ventana conopial y lobulada con rica decoración de carácter gótico flanqueada por sendos escudos, uno de Baeza y otro del Corregidor D. Álvaro de Lugo.

En la fachada norte se abre tan solo un hueco rectangular, enmarcado por columnas y un sutil frontón con estrías en su tímpano como remate. Se completa esta fachada con dos escudos de Baeza y uno del Emperador Carlos V.

Pueden apreciarse aquí las anillas que, al menos en el siglo XVIII, servían para colocar entoldar este espacio para la procesión del Córpus Christi.

En el interior, encontramos primeramente el vestíbulo, cubierto por una interesante armadura de madera policromada del siglo XVI.

Las salas del piso alto, sufrieron modificaciones a finales del siglo XVIII, como indica la presencia de la heráldica de la Casa de Borbón.

Debido a que el barrio del Alcázar se despoblaba con el paso del tiempo y puesto que la vida social y actos públicos de la ciudad se desarrollaba en el Paseo del Mercado, lo que es hoy el Paseo de la Constitución, el Concejo construirá allí, a finales del siglo XVII, las llamadas Casas Consistoriales Bajas, con el fin de tener un lugar de privilegio en donde asistir a los actos públicos y festividades que se desarrollaban en Baeza.

Actualmente, las Casas Consistoriales Altas alberga el Conservatorio de Música Ramos Pareja.

FRANCISCO JAVIER RUIZ RAMOS