El Tiempo

Busqueda

reuninsubdelegadoseismoEl subdelegado del Gobierno en Jaén, Juan Lillo, y la delegada de la Junta de Andalucía en la provincia jiennense, Purificación Gálvez, han mantenido una reunión técnica en la que han analizado la situación de la actividad sísmica que se está produciendo en la comarca jiennense de La Loma.

 

 Al encuentro también ha asistido el subdirector de Emergencias de la Consejería de Justicia e Interior de la Junta de Andalucía, Vicente Medrano; el director de la Red Sísmica Nacional, Emilio Carreño; el delegado territorial de Fomento, Vivienda, Turismo y Comercio, Juan Antonio Sáez; el diputado de Infraestructuras Municipales, José Castro; y los alcaldes de Sabiote y Úbeda, Luis Miguel López y José Robles, respectivamente, así como el alcalde en funciones de Torreperogil, José Ruiz. Del mismo modo, han acudido miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, miembros de Protección Civil y del 112.

 

Durante la reunión, el director de la Red Sísmica Nacional ha presentado los antecedentes de la actividad sísmica en el área de la actividad, destacando que en la base de datos sísmicos del Instituto Geográfico Nacional (IGN) "no figuran sismos destacables, siendo la zona de baja actividad sísmica". Hasta el momento, tal y como ha informado, se vienen registrando más de 350 seísmos en el entorno de Torreperogil y Sabiote.

 

Estos movimientos, todos ellos de baja magnitud, "progresivamente han ido creciendo en cantidad y magnitud, alcanzándose hasta el momento un máximo de 3,5 en la escala de Richter". Según ha explicado Carreño, no existiendo descripción de fallas o estructuras geológicas capaces de generar terremotos, "está incrementando el número de estaciones sísmicas en el entorno del área de estudio, con el fin de mejorar la localización de los epicentros y la profundidad".

 

Asimismo, "dada la dispersión geográfica de los epicentros hasta el momento, no se ha podido determinar una dirección preferente en la distribución de los mismos". En consecuencia, tal y como ha señalado, "no se puede determinar la capacidad generadora de seísmos en la zona ni la magnitud que estos puedan llegar a alcanzar".

 

En este sentido, con el fin de mantener informada a la población, durante la reunión se ha acordado que el Instituto Geográfico Nacional emitirá semanalmente un informe técnico describiendo la actividad sísmica así como cualquier incidencia destacable.

 

Además, se ha acordado en el marco de labor conjunta para "favorecer la coordinación entre las administraciones" trabajar y actualizar los planes de actuación local de los municipios afectados por los terremotos, celebrar reuniones periódicas de seguimiento y favorecer el conocimiento por parte de la ciudadanía de las medidas de preparación y preventivas.

 

{fcomment}