Sin imágenes

virgen lupionAl llegar el primer fin de semana de agosto, la localidad de Lupión, celebró en torno a sus patrones, la Virgen del Lorite y el Cristo de la Vera Cruz, unos intensos días cargados de cultos, actos y celebraciones, donde vecinos, visitantes y lupionenses ausentes,  compartieron la fe y momentos de convivencia.

El jueves por la noche tendría lugar la "subida de la Virgen", tratándose de un culto con mucho arraigo entre los lupionenses ya que el mismo conmemora la traída de la Virgen al pueblo desde su lugar de origen, el paraje de "El Lorite". Tras la oración previa realizada por el sacerdote donde se imploró la protección de la Virgen para el pueblo y sus habitantes, se incensó la Imagen, ofreciendo la banda de música desde dentro del templo junto a la corporación municipal, dos marchas procesionales mientras la Virgen recorría la nave principal de la iglesia. Finalizó dicho acto con el canto de la salve a la Santísima Virgen, quien ya desde el altar mayor, aguardaba a sus hijos. 

El viernes se celebró el día de la Patrona de todos los lupionenses,  con la Solemne Fiesta Mayor en la jornada de la mañana. Al anochecer tendría lugar la procesión de la Virgen del Lorite, siendo este un momento especial para el pueblo, ya que el mismo acompañó a su Madre por las engalanadas calles de la localidad, rezando, orando, agradeciendo y portando a la Virgen en su recorrido. 

Una vez termina la procesión de la Virgen, se realizó el acto de "subida" del Cristo de la Vera Cruz, Patrón de Lupión, a quien durante la jornada del sábado la localidad dedicaría igualmente una Solemne Fiesta Mayor en su Parroquia, celebrándose al anochecer su procesión por las principales calles de la localidad.:José García Checa