Sin imágenes

chelo atiernza julia sanchezLa nueva formación, Andaluces por Úbeda, ha hecho su particular balance de la Feria de San Miguel 2018. “La gente se ha divertido, y nuestra valoración es positiva, pero hay cosas mejorables”, ha señalado Chelo Atienza.

Entre ellas, ha centrado su atención en la ubicación de las casetas. “Creemos que están mal situadas; deberían estar en la calle principal, más amplia y menos obstaculizada durante las horas punta en las que la gente se toma la copa fuera de las casetas”. En su opinión, estas aglomeraciones no sólo imposibilitan el tránsito de personas sino que, además, “si hay alguna emergencia, tanto los servicios sanitarios como la Policía, tendría dificultad para acceder”. 

Atienza también ha advertido de los “obstáculos” a la entrada de la Caseta Municipal. “Ningún año ha habido puestos en los accesos a este espacio y, este año, los había; es un lugar en el que se forman aglomeraciones y se deberían evitar riesgos ante la posibilidad de que tengan que intervenir vehículos de emergencia”.

Desde Andaluces por Úbeda consideran que otra de las mejoras a tener en cuenta es la limpieza de los servicios públicos del recinto ferial. “Rara vez no los encontrabas sucios”, señala Chelo Atienza, quien ha apuntado que la solución pasa por “ampliar” el personal de limpieza durante estos días de fiesta.

Iluminación

Para esta formación, otra de las carencias ha sido la poca iluminación en las calles aledañas al recinto ferial, como la avenida Cristo Rey, y en los barrios de Úbeda. “Se podrían iluminar los barrios con algunas luces, porque no supone un gran gasto económico”.

En esta línea, apunta que la iluminación extraordinaria de Feria comenzaba “a mitad de la pasarela de acceso al recinto ferial” y, una vez allí, “algunas calles contaban con luces impresionantes y otras con cuatro bombillas; no puede haber calles de primera y otras de segunda”.

Actividades culturales

Por su parte, Julia Sánchez ha destacado la falta de actividades culturales que, tradicionalmente, vienen desarrollándose en el Hospital de Santiago durante la feria. “Entendemos que las obras del Auditorio son necesarias, pero hay que tener más imaginación y previsión; para muchas personas, en especial los mayores, la feria se reduce a esta programación”. 

A su juicio, esta iniciativa viene cubriendo las demandas de este sector poblacional feria tras feria y estima que cerca de 500 personas “se podrían haber beneficiado de esta programación cultural que este año hemos echado en falta”

Para finalizar, Sánchez ha querido agradecer a todos los que, desde sus responsabilidades, trabajan durante la Feria de San Miguel, “en especial a aquellos que de forma altruista hacen que nuestras fiestas sean un éxito”.:C.M