Sin imágenes

santiago hernandezEl Coordinador del Área de Consumo del Partido Popular de Úbeda, Santiago Hernández, ha criticado el cierre, desde el pasado 11 de septiembre, de la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC).

“Tras la baja de la responsable de esta oficina, la ciudad y su comarca se queda sin este servicio por la nula respuesta de este Ayuntamiento, incapaz de gestionar algo tan simple como una sustitución”, critica.

Tal y como ha explicado el popular, la “desinformación” del equipo de Gobierno sobre este cierre ha provocado que muchos ubetenses, y vecinos de localidades cercanas, se hayan desplazado hasta allí “para encontrársela cerrada”. Ahora, asegura, todos aquellos que quieren interponer una reclamación “tienen que dirigirse al Ayuntamiento, sin saber qué proceso o procedimiento seguirá, ante la dejadez de un equipo de Gobierno en un servicio tan demandado por la ciudadanía y de ámbito comarcal”. 

Reclamaciones

Además, Hernández sostiene que “el Ayuntamiento se limita a tramitar las reclamaciones” pero, “en ningún caso”, ofrece el servicio de información que la OMIC garantiza a los consumidores. “Ahora no tienen dónde acudir para solucionar dudas, pedir o información o, simplemente, asesoramiento; no sabemos qué es peor, si es por desidia o por desconocimiento, pero en cualquier caso pone sobre la mesa la nefasta gestión de este equipo de Gobierno ante cualquier incidente que se les presenta”.

En opinión del popular, se trata de un servicio de “gran importancia e interés” para los consumidores, que “ven en esta oficina la herramienta más práctica y cercana para hacer cumplir sus derechos”. Algo, matiza, “que muy poco tiene que ver con la actitud de este equipo de Gobierno, que vuelve a manifestar su poca preocupación en todo aquello que no acarrea una fotografía”.

“Dejadez”

Santiago Hernández también ha criticado la “dejadez” del resto de instituciones socialistas, como la Junta de Andalucía o la Diputación Provincial de Jaén, que “a excepción de mínimas subvenciones, delegan todo el gasto de esta oficina en manos del Ayuntamiento de Úbeda. Para Hernández, “una vez más, esta alcaldesa tapa las vergüenzas de sus compañeros socialistas, sin mover un dedo para que estas instituciones destinen una mayor cuantía a un servicio que ofrece cobertura no sólo a Úbeda, sino a todos los municipios de su entorno”.