Sin imágenes

olivaresLa candidata a la Alcaldía de Úbeda por el Partido Socialista, Toni Olivares, afronta las próximas elecciones municipales con el convencimiento de que la ciudad “no puede perder otro tren”. Bajo esta premisa, considera “necesario” la “estabilidad del gobierno” y la confianza de los ciudadanos en “el único partido que reúne todos los requisitos para que Úbeda crezca, se impulse y se desarrolle”. Toni Olivares ha hablado con ‘Úbeda Comarcal’ y ha ahondado en las directrices de su programa electoral para los próximos cuatro años.

 –En tiempos en los que la política está tan denostada, ¿qué le ha llevado a asumir esta responsabilidad?

–Indiscutiblemente, mi vocación de servicio y las ganas de mejorar la vida de la ciudadanía; poder ver los resultados de las decisiones que tomas en política y cómo afectan directamente para bien a mis vecinos.

–¿Cuáles son sus virtudes como candidato?
–Yo creo que eso es algo que tiene que decir la ciudadanía. No obstante, y por lo que a mí me trasladan, la cercanía, la capacidad de gestión, el genio y la honestidad.

–¿Qué carencias presenta Úbeda?
–Creo que después de cuatro años de gobierno del Partido Socialista, siendo yo la alcaldesa y con el equipo que me acompaña, hemos resuelto en gran medida las muchas carencias que heredamos. Aún así, Úbeda tiene muchos retos por delante y necesidades que cubrir, pero lo importante es que de los ocho partidos que concurrimos a estas elecciones, tan sólo el PSOE conoce esas carencias de primera mano porque mantenemos un contacto directo con la ciudadanía y con los colectivos. Eso es algo que no hace ningún otro partido de los que concurren a las municipales. Es el Partido Socialista quien, de forma conjunta con la ciudadanía, sabe qué soluciones aplicar y cómo.

–A grandes rasgos, ¿cuáles son los grandes proyectos del PSOE para la ciudad?
–Después de haber recuperado en esta legislatura el lugar que le corresponde a esta ciudad, con un ingente trabajo a nivel provincial, regional y nacional, ahora es el momento de apostar por las grandes infraestructuras. Después de haber cubierto en un porcentaje importante esa infraestructura media y dotar a la ciudad de nuevos servicios, contamos con las condiciones necesarias para abordar grandes proyectos. Unos ya están impulsados, como el Mercado de Abastos; el desarrollo de los Fondos Feder que incluye inversiones en la calle Corredera, Eras del Alcázar, el espacio Joaquín Sabina, las rutas de Muñoz Molina o San Juan de la Cruz o las intervenciones en el Hospital de Santiago, por citar sólo algunos ejemplos en el marco de estos fondos. También hemos comenzado a dar los pasos para ejecutar un aparcamiento subterráneo en el centro histórico. Estas son pinceladas de nuestras grandes infraestructuras y proyectos.

Además, tenemos en cartera un Pabellón Polideportivo en la zona suroeste, en el Polígono Los Cerros, para descongestionar la zona deportiva con la que cuenta actualmente la ciudad. Hemos programado el gran proyecto Auditorio en la estación de autobuses, que incluiría aparcamiento subterráneo, estación de autobuses, el Auditorio, un hotel y una zona destinada a la gastronomía y el comercio.

Vamos a seguir trabajando en los polígonos industriales; tanto en La Alberquilla, que necesita una progresiva remodelación que pretendemos ir ejecutando en la próxima legislatura, como en el Polígono de Los Cerros, por la parte que colinda con la carretera de Vilches. En ese punto existe una zona que lleva más de 20 años abandonada y ha llegado el momento de acometerla. Tenemos muchos proyectos en mente, pero a grandes rasgos estos son sólo algunos.

–En el actual escenario político, ¿las distintas formaciones políticas están obligadas a entenderse?
–No creo que sea por el actual escenario político, es que siempre que uno trabaja en positivo por su ciudad, está obligado a entenderse con el resto de formaciones políticas. Nosotros hemos tenido 12 concejales y no hemos hecho rodillo con la mayoría absoluta. Me atrevería a decir que alrededor del 95 por ciento de las decisiones tomadas, han contado con el apoyo de todos o algunos de los grupos políticos que componen la corporación municipal. Es un éxito que demuestra la capacidad de diálogo, negociación y de llegar a acuerdos con el resto de partidos políticos. Eso es algo que hay que aplicar, tengas siete concejales o tengas diecinueve.

–¿Se atrevería a dar un resultado para las próximas elecciones municipales?
–Creo que lo que hay que hacer ahora es trasladar a la ciudadanía todo lo que hemos trabajado; enseñar para que conozcan los proyectos de futuro que tenemos y la transformación en la que pretendemos seguir trabajando en nuestra ciudad; demostrar que la ciudadanía sabe que somos un equipo solvente, con experiencia en la gestión y que cumple con lo que promete. El resultado lo sabremos cuando lleguen las elecciones. Las previsiones que hagamos es especular.

¿Qué mensaje lanza a la ciudadanía de cara a las elecciones municipales del próximo 26 de mayo?
–Úbeda no puede permitirse perder otro tren. Esta ciudad lleva desde 1991 dando un paso hacia delante y otro hacia atrás. Con los cambios de Gobierno se pueden atender pequeñas intervenciones, pero no acometer grandes proyectos. Lo que verdaderamente hace que una ciudad de la importancia de Úbeda crezca, se desarrolle y se impulse , es imposible hacerlo en cuatro años. Por eso necesitamos estabilidad en el gobierno. Creo que de los ocho grupos políticos que concurrimos a estas elecciones, tan sólo el Partido Socialista cumple con estos requisitos. Contamos con experiencia, solvencia y un equipo que ha demostrado su valía y que le ha dado un giro de 180 grados a la ciudad que tanto queremos. Estamos preparados para seguir trabajando con honestidad, ilusión y fuerza por la ciudad que queremos y por nuestros ciudadanos.