Sin imágenes

pepa olmedillaLa Feria de San Miguel 2019 arrancará oficialmente este viernes 27 de septiembre, fecha en la que Josefa Olmedilla, ex concejal del Partido Popular, realizará el tradicional pregón de las fiestas patronales. Una responsabilidad que asume con “orgullo” y con la firme intención de trasladar a todos los ubetenses cómo la vive y cómo la siente.

La cita será a las 21.00 horas, en el Teatro Ideal Cinema, espacio estrechamente vinculado a Josefa Olmedilla, quien trabajó durante toda una legislatura por potenciar la Muestra de Teatro de Otoño hasta convertirla en un referente. La pregonera ha hablado con ‘Úbeda Comarcal’ y nos ha trasladado sus impresiones antes del gran día. 

-¿Cómo y cuándo recibiste la noticia?

-Estaba de viaje en Argentina cuando recibí un whatsapp de Gerardo que me sorprendió muchísimo. Quería hablar conmigo y ya me lo contó. Como es lógico, me preocupó el poco tiempo, porque esto pasó a primeros de julio, cuando según el Reglamento de Distinciones y Honores del Ayuntamiento de Úbeda el pregonero debe ser elegido en abril. Este año, por las elecciones, se postergó, tal vez demasiado. Este equipo de Gobierno debería haberse puesto las pilas antes porque el 26 de mayo ya sabían que iban a gobernar. Pero bueno, se queda en una anécdota simpática. Seré una de las pocas pregoneras con tan poco tiempo para prepararlo.  

-Como ubetense, ¿qué supone para ti ser la pregonera de la Feria de San Miguel?

-Son sentimientos muy difíciles de expresar. Cuando una quiere a su pueblo como yo lo quiero –soy una enamorada de Úbeda-, es un honor, una responsabilidad y un reto. La gente de Úbeda es muy singular y yo quiero mucho a mis paisanos. Por lo tanto, significa mucho para mí. Si te dijera que no estoy contenta sería falsa modestia. Estoy feliz de esta oportunidad, aunque con algo de miedo por la responsabilidad, pero creo el cariño que le estoy poniendo hará que sea un pregón muy de Pepa Olmedilla.

-¿Y cómo concejal de nuestro Ayuntamiento?

-Lo bueno que tiene la mente humana es que es capaz de procesar todas las vivencias y experiencias, y lo hace de una forma muy sabia, recordando más lo bueno que lo malo. Recuerdo momentos muy buenos como concejal y los menos buenos no vienen a la memoria con tanta asiduidad. Para mí fue una satisfacción servir a mi pueblo, con independencia de que algunos les gustara más y a otros menos. Para mi fue una experiencia muy bonita.

-¿Cuáles serán las grandes líneas del pregón?

-No voy a desvelar nada, sólo que será muy ubetense, muy para los ubetenses y muy de una persona que está enamorada de Úbeda y adora su feria. Muy de Pepa Olmedilla. Considero que las fiestas son muy importantes. Igual que nos entregamos al trabajo hay que entregarse a la diversión y a lo que te ofrece la feria. 

-¿Qué le debe la Muestra de Teatro a Pepa Olmedilla y Pepa Olmedilla a la Muestra de Teatro?

-Mi relación con el teatro es muy bonita y no viene de mi época de concejal. Pertenezco a ‘Tirsos y Caretas’, esa compañía que, al igual que otros de nuestra ciudad, hace esa labor tan magnífica por el teatro. Yo, en un momento dado, hice teatro y me gusta el teatro. En mi época de concejal coincidí con Manolo Madrid, mi técnico, mi amigo, mi hermano y mi todo. Hemos trabajado juntos y luchado por muchas cosas. Tuve la suerte de aprender mucho de él y eso lo agradeceré siempre. Manolo era también un entusiasta del teatro y decidimos apostar por ello. El teatro no me debe a mí, yo le debo al teatro, porque para mí es una satisfacción contar con una Muestra de Teatro como la nuestra, con más de 20 horas de teatro y con una gala como la que se celebró hace unos días. Hay capitales de provincia que no tienen algo así. En Úbeda el teatro es historia y había que ponerlo en su sitio, es quizá lo único que me debe el teatro, haberlo puesto en su sitio.

-¿Qué opinión le merece la feria actual?

-No voy a entrar en detalles. La feria está bien. El recinto ferial fue un logro y es bueno que se vaya mejorando cada año. Pero la feria crece, lo cual es bueno, y hay que plantear como gestionar ese crecimiento. Hay muchas cofradías y colectivos que quieren montar caseta y no hay espacio. Hay que hacer una remodelación de los espacios, pero unas veces se acierta y otras no. El ambiente de encontrar las casetas a la entrada de la feria no es el de ahora, por eso lo más importante es estudiar como solucionar esto sin perjudicar a los colectivos que montan casetas. Esta es una responsabilidad el actual equipo de Gobierno; no es fácil. A mí me encantaría que volviera a lucir la calle principal, pero habrá que estudiarlo.

-¿Cómo vives la feria?

-A tope. Intento vivirla lo mejor que puedo. A la feria hay que ir con ánimo de divertirse. A la feria no se va a comer ni a beber bien, sino a divertirse con los  amigos y familiares de lo que ofrece y nos gusta.

-¿Qué mensaje lanza a la ciudadanía?

-Que vivan la feria, que intenten vivirla lo mejor que puedan, cada uno con sus circunstancias y su vida. Es una vez al año y entre una y otra hay muchos días. Deseo a mis paisanos y a los que vengan una feliz feria.