Sin imágenes

comedores infantiles jaenRoyal Menú Cátering, la empresa que ha cesado sus servicios en los comedores escolares de 37 centros educativos públicos de la provincia de Jaén, ha aludido a "cláusulas leoninas" de los contratos de la Administración autonómica lo que ha llevado a suspender la prestación después de llevar 20 años trabajando en este sector.

En un comunicado remitido por la gerente de la empresa, María del Rosario Martos, ha apuntado que desde 2012 se viene comunicando a la administración competente y a la agencia pública las "dificultades" para llevar a cabo "los contratos y sus cláusulas leoninas que solo benefician a la administración".

Ha añadido que "los continuados retrasos en los pagos, las dificultades y obstáculos para elevar las facturas electrónicas y la incapacidad de tener al día las bonificaciones de los usuarios, saliendo éstas dos meses después de que el usuario haya empezado el servicio de comedor, han provocado situaciones económicas muy tensas en estos últimos años a nuestra empresa".

Ha incidido en que el precio del menú en 2010 era de 4,61 euros y en la actualidad es de 4,38 euros, "provocando una descompensación entre el equilibrio económico financiero con la realidad actual de precios en el mercado", toda vez que "las contraprestaciones económicas que se les abona a la Administración van desde el 0,10 por ciento porcentual por menú al 20 por ciento porcentual, cuando en 2010 un tres por ciento porcentual del precio del menú, se consideraba una baja temeraria".

Además, ha explicado que en el precio actual se incluye el IVA y el canon que se queda la Administración. Dentro de ese precio, en el coste del servicio intervienen los costes de alimentos, productos de limpieza, salarios y seguros sociales del personal de cocina, monitores/as, repartidores, entre otros. "En algunas ocasiones el coste que nos queda para la materia prima es de 0,70 céntimos por menú", señala la gerente.

Estos hechos, según la empresa, "han sido manifestados en numerosos escritos a la agencia pública sin que se hayan tomado medidas" y es por eso por lo que Royal Menú "no va a participar más en ninguna licitación de este tipo". "Nuestro objetivo esencial siempre fue dar un servicio de calidad y en la actualidad no vemos reunidas las condiciones suficientes en el contrato para poder ofrecerlo", ha aseverado.

Por otro lado, ha subrayado que el pasado 2 de abril Royal Menú Catering recibió la notificación para la transferencia del personal para "la licitación que pretendía del personal para "la licitación que pretendía sacar los comedores que teníamos adjudicados a concurso, comunicándonos la no renovación del servicio".

Finalmente no se sacaron dichos contratos a licitación y Royal Menú Catering inicio conversaciones con diferentes empresas para la cesión de los contratos,"todo ello con información detallada a la agencia pública". El 4 de septiembre se notificó por escrito con sello de la correspondiente agencia pública, un documento de cesión de los contratos.

 "Por parte de la Administración no se ha recibido ninguna respuesta a la petición de cesión y es por eso que tuvimos que empezar con el servicio hasta que se nos comunicara alguna respuesta". De esta forma, y sin tener respuesta, el pasado 9 de octubre se comunico definitivamente que el día 14 del presente mes sería el último día de servicio que esta empresa prestaría a los colegios públicos pertenecientes a la Junta de Andalucía.

"La Junta de Andalucía ante esta situación, en ningún momento se ha puesto en contacto con Royal Menú para proponer soluciones entre ambas partes para seguir prestando el servicio, mientras se buscan otras medidas", ha sostenido la gerente.