El Tiempo

Busqueda

The folder path
http://www.ubedabaeza-comarcal.es/images/stories/publicidad/izquierdo2
is empty.

Please make sure that there is at least 1 image that is of png, jpg, jpeg, or gif format in the folder listed above.

If the problem persists, please let me know.

Contact Me

The folder path
http://www.ubedabaeza-comarcal.es/images/stories/publicidad/izquierdo
is empty.

Please make sure that there is at least 1 image that is of png, jpg, jpeg, or gif format in the folder listed above.

If the problem persists, please let me know.

Contact Me

Texto y Fotografías: José Cisneros

segundacorridadetoros

Plaza de Toros de Ubeda, se han lidiado seis toros de Victorino Martín, bien presentados para este tipo de plazas, lavados de cara, de distinto juego, donde hubo toros de una excelente nobleza y alguna que otra “alimaña”, algo que es típico y conocido de esta emblemática ganadería.

 

Rafael Rubio “Rafaelillo”, ovación en ambos. Antonio Ferrera, oreja y dos orejas y rabo simbólicos del toro que indultó, Juan Antonio Millán “Carnicerito de Ubeda”, vuelta al ruedo y aplausos.

 

Rafael Rubio “Rafaelillo”: Bien de capa en el recibo a su primero, hubo verónicas de verdadera calidad. Se vislumbraba ser un buen toro pero en el transcurso de la faena de muleta y como es normal en este encaste, se orientó viniendo a menos. Rafaelillo como es costumbre en este torero, se peleó con el toro y caló en los tendidos, pinchó antes de conseguir una estocada caída siendo ovacionado.


Su segundo, una “alimaña” con el que el torero murciano doblándose con él e intentándolo todo no tuvo opciones de dar un muletazo limpio, el toro no tuvo condiciones en ningún momento, estocada entera tendida, aplausos a su entrega.


Antonio Ferrera: Su primero, segundo de la tarde, un toro que de salida sale huyendo cada vez que es dejado en suerte ante el caballo de picar, sin ser enteramente una “alimaña” tuvo sus problemas y Antonio Ferrera anduvo en una lidia muy torera, bien en banderillas y aseado en su faena de muleta ante un toro que tuvo atisbos de rajarse y ante el que estuvo firme, media estocada en buen sitio le facilita cortar la primera oreja de la tarde.


Su segundo, nº 100, melenudo de nombre fue indultado a petición popular tras una faena vibrante ante un toro de una calidad excelente.


Ferrera lo recibió con unas verónicas y tras ver la calidad de este toro, ordenó desmontar a su picador Dionisio Grilo para ser él mismo quien picara a este toro, muy poquito. Quite por chicuelinas y tercio de banderillas singularísimo, citando al toro capote y banderillas en mano para posteriormente dejar el percal en el centro del ruedo y citar nuevamente al toro. Faena de muleta vibrante ante un toro pronto y con una suavidad excelente en sus embestid. Faena por ambos pitones y midiendo muy bien los tiempos y las tandas, el público se volcó ante lo que Ferrera realizó ante este buen toro de Victorino. Al final lo esperado, indulto y vuelta a los corrales de “melenudo” para volver a las “tiesas”.


Juan Antonio Millán “Carnicerito de Ubeda”: Dejó una importante faena con una calidad exquisita ante su primero, uno de los toros mejores del encierro. Recibió con verónicas de verdadero empaque y realizó una faena de muleta vibrante y de calidad basada en la mano izquierda. Con este toro anduvo “Carnicerito de Ubeda” templado y tirando del toro en unas tandas por el pitón izquierdo, perfectas, toreando a placer, llevando al toro embebido en la muleta para llevarlo largo y quedar colocado para ligar el siguiente pase, los remates de pecho perfectos. Lo mejor y más puro de la tarde si a lo que es torear nos referimos, pero la espada no quiso tomar el camino correcto para lo que pudo haber sido la salida por la Puerta Grande, ya que de no fallar a espadas hubiera cortado las dos orejas por una faena que caló con fuerza y fue muy aplaudida desde los tendidos.


Su segundo, el típico toro de Victorino que no quiere andar y cuando embiste lo hace en corto y defendiéndose, Carnicerito no tuvo opciones, fue aplaudida su voluntad, la cual nadie puede negar.
Tarde apoteósica en Ubeda, Toros en el ruedo y unos toreros que no han defraudado. A la salida de la plaza todos los aficionados coincidían, el toreo se ha visto en el tercero de la tarde de las manos de “Carnicerito de Ubeda”, pero como ocurre tantas y tantas tardes, la espada ha privado de un éxito importante y clamoroso.