El Tiempo

Busqueda

The folder path
http://www.ubedabaeza-comarcal.es/images/stories/publicidad/izquierdo2
is empty.

Please make sure that there is at least 1 image that is of png, jpg, jpeg, or gif format in the folder listed above.

If the problem persists, please let me know.

Contact Me

The folder path
http://www.ubedabaeza-comarcal.es/images/stories/publicidad/izquierdo
is empty.

Please make sure that there is at least 1 image that is of png, jpg, jpeg, or gif format in the folder listed above.

If the problem persists, please let me know.

Contact Me

josefaolmedillaferiaLa Feria de San Miguel se ha saldado con un balance “positivo” y la asistencia de “más de 9.000 personas” que han disfrutado de las actividades que ha acogido la festividad tanto en el recinto ferial como en el casco histórico de la ciudad.

 

Buena acogida de las actuaciones musicales
“Pese a que hemos contado con un 20% menos de presupuesto, hemos tenido una buena feria”, comenta Josefa Olmedilla, concejala de Festejos del Ayuntamiento de Úbeda, quién también ha resaltado especialmente el “éxito total” de las actuaciones musicales, entre las que destaca el concierto ‘Se llama Copla’, que contó con la asistencia de 1.500 personas. “La plaza de toros estaba desbordada”, precisa Olmedilla, quién también destaca que la caseta municipal “ha vuelto a ser el centro de ocio y diversión”, especialmente con la actuación del grupo juvenil ‘Auryn’, en la que se contó con la asistencia de unas 350 personas.


También ha señalado que el concierto gratuito de ‘Escarabajos’ “llenó el recinto de un público que se sitúa entre los 30 y 50 años”. Por ello, se muestra satisfecha de la acogida que han tenido las actividades musicales de un marcado carácter de austeridad y gratuidad.

 

Fiesta taurina
Pese a la suspensión de la primera corrida de toros de esta Feria de San Miguel, Olmedilla ha valorado también de una forma positiva las fiestas taurinas que sí se pudieron celebrar, especialmente la que contó con los toros victorinos, de la que dice, “fue un éxito total”.  Por ello, no duda en señalar que esta feria taurina “ha hecho recuperar la afición” y que ha gozado de “buena calidad”.

 

Actividades culturales
Aunque la concejala de Festejos insiste en que se ha tenido que preparar la feria con un presupuesto más bajo, no duda en tachar de “positivas” las actuaciones teatrales que han contado con la asistencia de 1.500 personas, según explica la propia edil.


De igual modo, asegura que el Hospital de Santiago ha vuelto a convertirse en un “referente cultural” y que una igual cifra de asistentes ha dinamizado los conciertos benéficos, de cantautores o la muestra lírica.


En lo que se refiere a la programación infantil, Olmedilla afirma de una forma rotunda que la Iglesia de Santo Domingo “ha estado desbordada”, y apunta que “ha gustado mucho”. Por ello, declara que el Ayuntamiento “trabajará en esta línea en la próxima edición de la feria”, ya que “hay que seguir apostando por este público”.
 

Críticas
La responsable del área de Festejos, consciente del malestar suscitado en grupos de la oposición y de su balance negativo de esta edición de San Miguel, ha expuesto de una manera clara que, para “valorar la feria, hay que visitarla”, de manera que acusa al resto de grupos de no haber analizado de una manera exhaustiva la programación y desarrollo de la misma.


No obstante, Olmedilla defiende su trabajo aludiendo a que se han “dado opciones de diversión a todos los segmentos de la población”, y no vacila en afirmar que la han felicitado por la “calidad y la duración” de los espectáculos musicales.


De igual modo, ha explicado que “los problemas con la ordenanza que regula las casetas de la feria” se han producido por el “uso y costumbre”, pues matiza que la normativa es del año 1993. Recuerda, además, aludiendo al pago de la fianza, que siempre se ha pedido un abono inicial a los negocios tal y como se hace también en la celebración de las Cruces de Mayo y otras festividades. Sin embargo, y a petición de IPdU y PSOE, tuvieron que determinar que no se abonara fianza, tal y como manifiesta la propia Olmedilla. Asevera que existe “un claro vacío legal en torno a ello” y que cuando se aplica la ley “los caseteros pueden salir muy perjudicados”.