El Tiempo

Busqueda

The folder path
http://www.ubedabaeza-comarcal.es/images/stories/publicidad/izquierdo2
is empty.

Please make sure that there is at least 1 image that is of png, jpg, jpeg, or gif format in the folder listed above.

If the problem persists, please let me know.

Contact Me

The folder path
http://www.ubedabaeza-comarcal.es/images/stories/publicidad/izquierdo
is empty.

Please make sure that there is at least 1 image that is of png, jpg, jpeg, or gif format in the folder listed above.

If the problem persists, please let me know.

Contact Me

La concejal  de Cultura denuncia que en las ediciones de 2009, 2010 y 2011 el Ayuntamiento asumió 283.000 euros de déficit por una “nefasta gestión socialista”
“Hasta ahora el Festival de Música y Danza ha sido para el Ayuntamiento un saco roto en el que cabía todo tipo de deuda que después tenían que pagar los ciudadanos”. Así ha calificado la concejal de Cultura del Ayuntamiento de Úbeda, Josefa Olmedilla, la “nefasta gestión económica del anterior equipo de Gobierno” en este certamen ya que en las tres últimas ediciones las arcas municipales han tenido que pagar 283.000 euros más de lo presupuestado (112.678 euros en 2009, 49.961 euros en 2010 y 120.431 euros en 2012), déficit que ha asumido el Consistorio por gastos que han endeudado al Consistorio en “niveles insostenibles”.
Frente a esta gestión, Olmedilla ha detallado el balance de cuentas de la XXIV edición que, por primera vez, ha resultado con superávit a pesar “de las muchas trabas que se nos han puesto desde el Área de Cultura de la Diputación” y, “a día de hoy 5 de julio” precisaba la concejal, “todo está pagado y podemos decir que al éxito de calidad del Festival se ha sumado el éxito en la gestión económica”.
En total, los gastos de esta XXIV edición han sumado 210.000 euros, mientras que los ingresos procedentes de los patrocinadores (44.000 euros), venta de entradas (24.000 euros), subvención del Ministerio de Cultura (18.000 euros), Diputación (43.500 euros, de los 50.000 euros acordados) y Junta de Andalucía (4.000 euros) suman la cantidad de 133.500 euros. De forma que la aportación municipal es de unos 76.000 euros aproximadamente de los 90.000 que tenía presupuestados. “Hemos conseguido que con una programación excelente y de enorme calidad, el Ayuntamiento tenga un superávit de unos 15.000 euros”.
“Del derroche de otras épocas, a una gestión económica eficaz, responsable y pensando en todo momento en que el dinero que manejamos es de todos los ciudadanos”, suma la concejal, quien ha aprovechado la exposición de estos datos para denunciar la escasa implicación de la Diputación y de la Junta. En concreto, dice que “la estrategia” de la ubetense responsable de Cultura en la Diputación de recortar 6.500 euros de su presupuesto una vez finalizado el Festival “no le ha salido bien”. “Quería ahogarnos económicamente pero no lo ha conseguido”, agrega.
Además, este 2012 el Ayuntamiento ha tenido que asumir el pago de todo el Festival de 2011 “que la anterior equipo de Gobierno dejó sin pagar antes de abandonar la Alcaldía”, asumiendo incluso la parte de subvención del Ministerio de Cultura que “ni tan siquiera fueron capaces de solicitar”.
Olmedilla se ha cuestionado si la gestión económica descubierta ahora de la anterior corporación es la responsable de la crítica situación en la que hoy se encuentran las arcas municipales. “El Ayuntamiento no es un saco sin fondo como se han creído los socialistas, porque se han dedicado a gastar mucho más de lo que se tenía”.
Fotografia: Miguel Tejada
festival cordoba“Hasta ahora el Festival de Música y Danza ha sido para el Ayuntamiento un saco roto en el que cabía todo tipo de deuda que después tenían que pagar los ciudadanos”. Así ha calificado la concejal de Cultura del Ayuntamiento de Úbeda, Josefa Olmedilla, la “nefasta gestión económica del anterior equipo de Gobierno” en este certamen ya que en las tres últimas ediciones las arcas municipales han tenido que pagar 283.000 euros más de lo presupuestado (112.678 euros en 2009, 49.961 euros en 2010 y 120.431 euros en 2012), déficit que ha asumido el Consistorio por gastos que han endeudado al Consistorio en “niveles insostenibles”.
Frente a esta gestión, Olmedilla ha detallado el balance de cuentas de la XXIV edición que, por primera vez, ha resultado con superávit a pesar “de las muchas trabas que se nos han puesto desde el Área de Cultura de la Diputación” y, “a día de hoy 5 de julio” precisaba la concejal, “todo está pagado y podemos decir que al éxito de calidad del Festival se ha sumado el éxito en la gestión económica”.

En total, los gastos de esta XXIV edición han sumado 210.000 euros, mientras que los ingresos procedentes de los patrocinadores (44.000 euros), venta de entradas (24.000 euros), subvención del Ministerio de Cultura (18.000 euros), Diputación (43.500 euros, de los 50.000 euros acordados) y Junta de Andalucía (4.000 euros) suman la cantidad de 133.500 euros. De forma que la aportación municipal es de unos 76.000 euros aproximadamente de los 90.000 que tenía presupuestados. “Hemos conseguido que con una programación excelente y de enorme calidad, el Ayuntamiento tenga un superávit de unos 15.000 euros”.

“Del derroche de otras épocas, a una gestión económica eficaz, responsable y pensando en todo momento en que el dinero que manejamos es de todos los ciudadanos”, suma la concejal, quien ha aprovechado la exposición de estos datos para denunciar la escasa implicación de la Diputación y de la Junta. En concreto, dice que “la estrategia” de la ubetense responsable de Cultura en la Diputación de recortar 6.500 euros de su presupuesto una vez finalizado el Festival “no le ha salido bien”. “Quería ahogarnos económicamente pero no lo ha conseguido”, agrega. 
Además, este 2012 el Ayuntamiento ha tenido que asumir el pago de todo el Festival de 2011 “que la anterior equipo de Gobierno dejó sin pagar antes de abandonar la Alcaldía”, asumiendo incluso la parte de subvención del Ministerio de Cultura que “ni tan siquiera fueron capaces de solicitar”. 

Olmedilla se ha cuestionado si la gestión económica descubierta ahora de la anterior corporación es la responsable de la crítica situación en la que hoy se encuentran las arcas municipales. “El Ayuntamiento no es un saco sin fondo como se han creído los socialistas, porque se han dedicado a gastar mucho más de lo que se tenía”.