El Tiempo

Busqueda

montseyche ubedacomarcalSe trata de uno de los dos 'Soles' que han recaído en la provincia de Jaén y que se une a la denominación de ‘Bib Gourmand’ en la Guía Michelín obtenida recientemente El restaurante Cantina La Estación de Úbeda, que dirigen Montserrat de la Torre y Antonio Cristofani, ha conseguido un 'Sol' en la conocida Guía Repsol de 2014, una preciada distinción que obtienen los locales "con una excelente calidad y variedad de platos".

Este 'Sol' del establecimiento ubetense, uno de los dos que se otorgan a la provincia de Jaén en la nueva edición de la prestigiosa guía, reconoce su propuesta gastronómica y la coloca entre las más destacadas del país.

Los 'Soles' de Repsol distinguen a los mejores restaurantes del año garantizando una calidad excelente en la cocina y el servicio. Se pueden llegar a alcanzar hasta tres a base de constancia y superación continua. Los otorgan la Real Academia de Gastronomía y la Cofradía de la Buena Mesa bajo su criterio, pero con la ayuda de las academias de la gastronomía autonómicas y los inspectores de restaurante. Las características que influyen en la decisión son el estilo de cocina, emplazamiento, servicio y bodega, municipio y nivel gastronómico de la zona, además de la relación calidad-precio.

De Cantina La Estación, la nueva Guía Repsol que le otorga el 'Sol' destaca su ambientación como un vagón de tren, la calidad y creatividad de su cocina y su espectacular variedad de aceites de oliva virgen extra. Gracias a ello, el restaurante lucirá pronto en su puerta el distintivo acreditativo para orgullo de todo el equipo que allí trabaja y como garantía para su clientela de que disfrutará de una experiencia gastronómica única.

Los 'Soles' nacieron junto con la primera edición de la Guía Campsa (hoy Guía Repsol) en 1979. A lo largo de su historia, esta clasificación ha evolucionado, pero mantiene el espíritu de búsqueda de los mejores restaurantes de España, reconociendo la trayectoria y la excelencia gastronómica de los mejores cocineros españoles. La Guía Repsol se ha constituido como una réplica española de la histórica y centenaria Guía Michelin.

 

También en la Guía Michelin
Precisamente, la obtención de este 'Sol' de la Guía Repsol se une a la denominación de ‘Bib Gourmand’ en la Guía Michelin 2014 de la que Cantina La Estación tuvo conocimiento hace sólo unos días. Se trata de una valoración por parte de los inspectores con la que se remarca la excelente relación calidad-precio que ofrece el restaurante. El arte culinario a precios 'low cost' del que hace gala el establecimiento ubetense dio como fruto este importante reconocimiento, a lo que hay que sumar el carácter innovador de su cocina para elaborar recetas únicas con el aceite de oliva virgen extra como argumento esencial.

Además, la constancia en el trabajo y la trascendencia de todo lo que pasa por sus fogones, ha hecho que el equipo de cocina de Cantina La Estación, encabezado por Montserrat de la Torre, forme parte de la Selección Española de cocina profesional para instruir al representante de España en el concurso Bocuse d’Or 2014-15. La tarea de Montse y los suyos en este combinado de seleccionadores, en la que se considera como 'La Roja' de la cocina, es formar al candidato del torneo gastronómico durante los seis meses de concurso, inculcando determinados aspectos de su cocina y los secretos más preciados para ofrecer el mejor bocado a los comensales.

Un tándem perfecto
Montserrat de la Torre y Antonio Cristofani forman un tándem perfecto. Ella es la jefa de cocina y él es el sumiller de Cantina La Estación, lugar de obligada visita en Úbeda para los amantes de la buena mesa. Su vida en común siempre estuvo unida a los fogones. Con mucha parte práctica aprendida decidieron matricularse en La Laguna para especializarse, y a partir de ahí todo fue seguir aprendiendo, incluyendo viajes por temporadas para conocer lo que se estaba 'cociendo' en otros lugares. Llegó entonces el momento de plantearse abrir un negocio propio, decantándose por Úbeda. Y como deferencia a su localidad natal, la Estación Linares-Baeza, decidieron dar a su restaurante un aire ferroviario, emulando vagones de tren. Consiguieron lo que querían: "un bar distinto, con tapas diferentes, buenos vinos y cerveza bien echada". Aunque han ido mucho más allá, ofreciendo una cocina sencilla pero innovadora, con mucho de imaginación y basada en los productos de temporada y de la mejor calidad. Así, su carta está viva, cambia según lo que llega al mercado en cada época del año, aunque siempre se mantienen algunos platos estrella. El don de gentes de Antonio, o 'Che' como le conoce la clientela, potencia todo lo que es en sí La Estación, aunque él asegura que el secreto del éxito lo tiene Montse, "la estrella de la casa". Hace unos meses se embarcaron en un nuevo proyecto, Gastro Lupo, tapería que también mantienen en la localidad ubetense.

 

{fcomment}