El Tiempo

Busqueda

emigrantesLa Mesa Local de Inmigración, reunida, dio cuenta del cierre el pasado fin de semana del albergue municipal para inmigrantes que se habilita durante la campaña de recogida de aceituna, para acoger a los temporeros que llegan a Úbeda buscando trabajo en el campo, al descender “a cero” la demanda de alojamiento el pasado día 15 de diciembre.

 

Así lo ha señalado hoy el alcalde de Úbeda, José Robles, quien ha explicado que desde la apertura del albergue, el pasado 26 de noviembre, “se han cumplido nuestras previsiones” de baja ocupación por la escasez de trabajo en esta campaña, de forma que se ha decidido el cierre del centro. De hecho, las 50 plazas con las que cuenta el albergue sólo se han completado entre el 8 y el 9 de diciembre y, a partir del día 10, el descenso ha sido progresivo hasta no registrar ninguna demanda el día 15.

 

El dispositivo puesto en marcha este año por la Mesa Local de Inmigración ha tenido como objetivo atender a aquellas personas que buscan trabajo y, en el momento en el que esa búsqueda ha finalizado, proceder a su cierre. Una vez que “la búsqueda de empleo está más que resuelta”, ha señalado Robles, el dispositivo debe concluirse para lo que Cáritas ha disminuido en una hora su horario de comedor, abrirá sus puertas de 17.00 a 18.00 horas, al descender también la demanda, mientras que Cruz Roja ha limitado ya su actuación de atención sanitaria que finalizará el próximo 31 de diciembre.

 

Los miembros de la Mesa Local de Inmigración se han citado para una última reunión de conclusión del dispositivo, una vez cierre el comedor de Cáritas, para así reunir los datos de esta campaña “y coordinar con un año de antelación nuestras estrategias para la próxima campaña”. A partir de ahora, ha concluido el alcalde, tanto desde el Ayuntamiento como desde las organizaciones “debemos centrar nuestros servicios en la atención de las personas que viven en Úbeda y que lo necesitan”.

 

{fcomment}