El Tiempo

Busqueda

obras electricidad hosp santiago 2Las obras de reparación integral de la red eléctrica de la planta baja del Hospital de Santiago permitirá que cada sala cuente, a partir de su reapertura, con conexiones, cableado y sistemas individuales de forma que “se elimina el peligro que hasta ahora existía al pasar toda la red por un cuadro general, con más de 30 años y que presentaba continuos cortocircuitos”.
Así lo ha destacado el concejal de Mantenimiento, José Antonio Jiménez, quien ha indicado que la red se encontraba en “peores condiciones de las que esperábamos”.

Una red eléctrica que no se había renovado “ni tan siquiera con las mínimas labores de mantenimiento” desde hacía más de 30 años, desde la apertura del Hospital de Santiago como centro cultural. Así, al abrir las canalizaciones se han descubierto “cables quemados, oxidados, conectores fundidos y derretidos por falta de mantenimiento y enchufes oxidados que tan sólo ponían en peligro la seguridad del personal que trabaja en el centro y de los miles de usuarios que anualmente usan sus instalaciones”.


Mantenimiento

De esta forma, desde el Área de Mantenimiento se trabaja en la sustitución de cerca de 5.000 metros de cableado, que ya ha sido retirado, a través de las arquetas instaladas en los laterales de los patios central y laterales del centro. Así como en la entrada de las distintas salas como Pintor Juan Esteban, Julio Corzo, Sacristía, CEP y Auditorio. En el interior tanto de las salas, como de la consejería, como de la Biblioteca Municipal se procede al cambio total del cableado por otro con protección.

 

Se sustituyen los tubos de PV que presentan un “deterioro  insostenible desde hace 30 años” por otros forrados y que ofrecen mayor seguridad, además de protecciones para evitar “que sufran las roturas y deterioros de los actuales”. Un “trabajo extremadamente complicado”, añade Jiménez, puesto que está suponiendo detectar cada punto de instalación para proceder a su sustitución.

Biblioteca Municipal
En el caso de la sala que alberga la Biblioteca Municipal se han retirado el mobiliario y los ejemplares más cercanos a la instalación eléctrica para poder sustituirlo “puesto que su antigüedad suponía un enorme peligro” y en estos momentos se aprovecha por el personal municipal para agilizar la catalogación y el registro de todos los volúmenes.

Además, tras las obras, cada sala contará con su propio cuadro eléctrico para evitar que toda la red pase por el cuadro central, “una auténtica bomba de relojería, quemado, con cortocircuitos y que ponía en peligro al centro”. Junto con la sustitución de la red eléctrica se va a aprovechar la nueva canalización para la acometida del cableado necesario que permita que cada sala de la planta baja cuente con conexión a internet, red telefónica y acceso individualizado a red WiFi.

Jiménez ha lamentado la falta de mantenimiento que ha tenido el centro durante años y ha criticado duramente la actitud de “trapero” del portavoz socialista, Marcelino Sánchez, quien criticaba que para acometer estas obras se produjese el cierre del centro.

Sánchez es a juicio del concejal el autor de “una doble irresponsabilidad”, por un lado, bajo su mandato desde la Alcaldía, “puso en peligro a todos los usuarios del centro por la absoluta dejadez que tuvo en su mantenimiento” y ahora “es doblemente responsable porque pretende que se realicen obras de este calado con el centro abierto al público”.

Para Sánchez, añade el concejal, “la seguridad de los ciudadanos carece de importancia”, lo importante para el portavoz socialista es “que se caiga a pedazos el Hospital de Santiago para hacer de ello sangre política”. Jiménez le ha invitado a que reflexione sobre su forma de hacer política de oposición puesto que “hemos pasado de la actitud despilfarradora de los socialistas cuando gobernaban el Ayuntamiento, a la de querer que se ponga en peligro la seguridad de los ciudadanos desde la oposición”.