Sin imágenes

pepe manjonLa Pontificia y Real Archicofradía de Jesús Resucitado y San Cristóbal celebró el pasado fin de semana su tradicional comida de confraternidad, punto de encuentro y convivencia entre los hermanos de esta corporación, los cuales, en este año, arroparon a su hermano José Manjón, en el homenaje que la Archicofradía le brindó por su incansable labor en beneficio de la misma.

La junta de Gobierno y hermanos de Jesús Resucitado y San Cristóbal, han querido, que la primera medalla de oro otorgada por la Archicofradía fuera para su hermano José Manjón, quien durante varios años en las décadas de los setenta y ochenta, trabajó como hermano mayor y en otros puestos de responsabilidad con el fin de que la Archicofradía ocupara su sitio en el lugar que le merecía, máxime aun, por tratarse por ser la corporación que anuncia al mundo la resurrección de Cristo.

Durante su mandato, la Archicofradía asumió muchos proyectos, como la unión con el gremio del transporte y la adhesión de San Cristóbal como titular, la construcción de la cochera de hermandad, mejoras en los enseres, el mantenimiento de la Archicofradía en años difíciles y otros muchos proyectos más. 

Por todo ello, la junta de Gobierno y hermanos de la Archicofradía han concedido esta medalla de oro, la cual, recae en un buen cofrade y mejor persona, quien ostenta así mismo desde hace años, la medalla de oro de la Agrupación Arciprestal de Cofradías y Hermandades de Baeza.

Mañana de homenaje a un cofrade bueno y generoso,  de los que siempre están dispuesto a colaborar en las causas de Dios, movido por su convicción cristiana y su amor a Baeza.: José García Checa