homenaje juan pasquauCon motivo del centenario del nacimiento de Juan Pasquau Guerrero, la Muy Antigua e Ilustre Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno, Llamado de las Aguas, Santísima Virgen de los Dolores, San Juan y la Verónica, ha querido rendir homenaje al que fue alférez de la misma e insigne ubetense.

De esta forma, la Cofradía de Jesús, a falta de concretar otras actividades con las que celebrar esta relevante efeméride, la Cofradía de Jesús, se convierte en la primera de las instituciones ubetenses en concretar actos de homenaje a Juan Pasquau, tal y como se acordó en Junta Directiva.

Manuel Madrid Delgado, secretario de la Cofradía de Jesús, ha destacado el carácter emotivo de este acto con el que la Hermandad del Viernes Santo ha querido rendir sentido homenaje a uno de los hermanos de Jesús y uno de los cofrades ubetenses más relevantes del siglo XX

Por su parte, su hijo, Miguel Pasquau Liaño ha puesto el acento en esta primera iniciativa de las muchas que se pretenden celebrar a lo largo de este año para recordar la figura de Juan Pasquau. “Todos los actos serán muy modestos y nada exagerados, adaptados a lo que se trata”.

Emotivo acto
El acto tuvo lugar el sábado 21 de abril, a partir de las 11.30 horas, delante del busto de Juan Pasquau, situado en el Patio de la Biblioteca Municipal del Hospital de Santiago. Fue un acto de profundo carácter cofrade, en el que se situó junto al busto del escritor el Pendón de Jesús, una de las insignias más simbólicas de la Semana Santa de Úbeda que Juan Pasquau portó durante casi cuarenta años en la procesión del Viernes Santo.

Tras una ofrenda floral, se hizo una lectura de fragmentos de la obra de Juan Pasquau relacionados tanto con la Cofradía de Jesús Nazareno como con la Semana Santa de Úbeda en general. Al mismo asistieron numerosos cofrades y ubetenses así como hermanos de nuestra cofradía y miembros de la familia Pasquau Liaño. Finalizó el acto con la interpretación del ‘Miserere’ y del Himno a Úbeda a cargo de la Agrupación Musical Ubetense (AMU) que tampoco quiso faltar a este sentido acto de homenaje y recuerdo de una figura indiscutible en el panorama cofrade y literario ubetense.

placa casaPlaca
Este mismo sábado, por la tarde, se procedió a la celebración de otro acto conmemorativo en el número 41 de la calle Trinidad, en el que se instaló una placa en esta fachada en la que Juan Pasquau vivió su infancia.

Con esta iniciativa se pondrá en marcha una serie de conferencias, publicaciones y exposiciones alrededor de la obra y la vida del maestro en su centenario, como homenaje familiar y de amistad a la memoria de un pensador humanista y voluntariamente confrontada sus reflexiones cotidianas y sus anhelos.

“Se trata no sólo de hacer un homenaje, sino de seguir trayendo al presente la memoria de alguien que forma parte del patrimonio de todos; se incorporó a Úbeda dotándola de un especial valor. Mi padre recibió mucho de Úbeda y le dio mucho Úbeda”, ha manifestado su hijo, Juan Pasquau Liaño.

La figura de Juan Pasquau

Juan Pasquau Guerrero nació en el palacete de sus antepasados, en la Calle Trinidad, el domingo 21 de abril de 1918 e ingresó en la Cofradía de Jesús el Domingo de Ramos de 1941, convirtiéndose en uno de los hermanos de Jesús y en uno de los cofrades ubetenses más relevantes del siglo XX.

Maestro de profesión y vocación, escritor profundo con repercusión a nivel nacional, pensador, partícipe en multitud de iniciativas culturales durante muchos años, Juan Pasquau fue uno de los grandes hacedores de la Semana Santa de Úbeda tras la Guerra Civil. A él se deben las palabras más hermosas y profundas que jamás se hayan escrito sobre la Semana Santa ubetense y gracias a él, la misma encontró su sentido y realidad más profunda.

Hermano de Jesús por herencia familiar (su padre fue trompetero de la Cofradía), Juan Pasquau se sintió, durante toda su vida, profundamente implicado en la vida de la Cofradía morada y conmovido por su significación en la vida colectiva y religiosa de Úbeda. Alférez de la Cofradía desde 1942 y hasta el año de su muerte, en 1978, fue además vocal de su Junta Directiva durante el mandato del Hermano Mayor Andrés Carlos Martínez de las Peñas, siendo parte fundamental en la coordinación y desarrollo de los actos con los que la Cofradía conmemoró en 1977 el IV Centenario de su Fundación, actos estos que marcaron el resurgir de la Semana Santa de Úbeda tras unos difíciles años.

Nadie como Juan Pasquau ha captado nunca el profundo sentido tradicional y religioso tanto de la salida de Jesús por la puerta de la Consolada de Santa María, al amanecer del Viernes Santo, como de su procesión o de los cultos anuales como Novena y Fiesta de Jesús. Por eso, la Cofradía, su Cofradía, no podía permanecer ajena a la importantísima efeméride que supone el Centenario de su Nacimiento.

Igualmente, y con motivo de esta efeméride, la Cofradía abrió en su página web un especial dedicado a Juan Pasquau en el que se contó con visiones de su persona y de su obra a cargo de Miguel Pasquau, Francisco Pasquau, Antonio del Castillo Vico, Adela Tarifa o Manuel Madrid.

Por último, cabe recordar que fue la Cofradía de Jesús la que, en la década de 1980, impulsó la elaboración del monumento de Juan Pasquau, encabezando la plataforma cívica que lo hizo posible. De hecho, toda la documentación relativa a ese monumento, obra de Juan Luis Vasallo, se custodia en el archivo de la Cofradía.