orden caballeriaComo es tradicional el día de Reyes, la Muy Ilustre Cofradía de Nuestro Padre Jesús de la Caída y María Santísima de la Amargura ha hecho público el XXVI Premio Cristo de la Caída que, en su edición 2019, tras el fallo emitido por la Junta Directiva, será para La Orden de Caballería del Santo Sepulcro de Jerusalén.

La Orden de Caballería del Santo Sepulcro de Jerusalén tiene sus orígenes ya en el año 326, aunque es en el año 1099 tras la cruzada para recuperar la ciudad de Jerusalén, cuando Godofredo de Bouillón, principal líder de la primera cruzada, la crea como Orden de Caballería, siendo reconocida como la más antigua del mundo.

La Orden de Caballería del Santo Sepulcro de Jerusalén ha recibido del Santo Padre la misión especial de reforzar la práctica de la vida cristiana entre sus miembros y de ayudar al mantenimiento de la presencia cristiana en Tierra Santa, utilizando como medios la ayuda fraternal a los cristianos de Tierra Santa.

Objetivos de la Orden

Los miembros de la Orden de Caballería del Santo Sepulcro de Jerusalén están invitados a ejercer actividades especificas, que engloban la educación, la difusión de información reforzando la conciencia pública, las iniciativas a favor del reconocimiento y de la defensa de la dignidad humana de cada persona, el respeto de los derechos fundamentales e inalienables del hombre, la igualdad de todos ante la ley, la libertad, la ausencia de discriminación, la seguridad, el desarrollo humano, así como una calidad de vida justa.

Por todo ello, la Orden de Caballería del Santo Sepulcro de Jerusalén, tiene por objeto robustecer en sus miembros la práctica de la vida cristiana, con absoluta fidelidad al Sumo Pontífice y según las enseñanzas de la Iglesia, observando como base los principios de la caridad, de los que la Orden es un medio fundamental para los auxilios de Tierra Santa.También centran sus esfuerzos en sostener y ayudar a las obras y las instituciones de culto, caritativas, culturales y sociales de la Iglesia Católica en Tierra Santa, particularmente las del Patriarcado Latino de Jerusalén, con el que la Orden mantiene vínculos tradicionales; velar por la conservación y la propagación de la fe en aquellas tierras, interesando en ella a los católicos repartidos por todo el mundo, unidos en la caridad del símbolo de la Orden así como a todos los hermanos cristianos y sostener los derechos de la Iglesia Católica en Tierra Santa.

Entrega del premio

La Orden es extraña a todo movimiento o manifestación de carácter político y sus miembros no pueden tomar parte en entidades que se encuentren en contraste con la doctrina y enseñanzas de la Iglesia Católica o pertenecer a pretendidas órdenes e Instituciones no reconocidas por la Santa Sede o por la jerarquía eclesiástica competente.

Por toda esta labor de ayuda al mantenimiento de la fe cristiana, al sostén de la actividad caritativa de la Iglesia Católica en Tierra Santa así como la instituciones educativas católicas allí presentes, el XXVI Premio Cristo de la Caída ha sido concedido a la Orden de Caballería del Santo Sepulcro de Jerusalén.

El premio, consistente en un relieve en barro cocido de la Imagen de Ntro. Padre Jesús de La Caída, obra del Alfar de Pablo Tito, se entregará el próximo día 31 de marzo, cuarto domingo de Cuaresma, durante el transcurso de la Fiesta Principal de la Cofradía y será ofrecido y presentado por Alfonso Ruiz Esteban, actual Vice-Hermano Mayor y capataz del trono del Cristo.