La actuación tendrá un plazo de ejecución de lago más de un mes y una inversión de 38.000 euros

Jerónimo García, durante su visita a las obras.
El concejal de Mantenimiento de Infraestructuras Públicas, Jerónimo García, durante su visita a las obras.

El concejal de Mantenimiento de Infraestructuras Públicas, Jerónimo García, ha visitado, este lunes las obras que se están acometiendo en el Parque de la Redonda de Miradores y que pretenden realizar, en este lugar, una serie de mejoras.

García ha reconocido que era una intervención muy demanda y esperada por la ciudadanía ubetense, que por fin se va a poder ejecutar, gracias a una subvención que el Ayuntamiento solicitó a ADLAS en 2022, que se resolvió favorablemente hace unos meses y que tenía como objeto la creación de un nuevo parque infantil, creando, además, “una nueva zona de estancia y convivencia, tanto para los/as residentes como para los turistas”.

Así, el edil ha explicado que se trata de una obra que se llevará a cabo en 160 metros cuadrados y supondrá una inversión de 38.000 euros (28.000 euros financiados por la subvención concedida por ADLAS y el resto correrá a cargo del presupuesto municipal). Así, este nuevo espacio estará concebido para el uso de niños/as de todas las edades, gracias a los distintos juegos que se instalarán, incluso se implantará un balancín para menores con movilidad reducida. “Hemos adquirido más balancines de este tipo para ubicarlos en otras zonas como el Parque Norte y el Parque Vandelvira”, ha apuntado.

García Ruiz ha detallado que ya se ha construido la superficie de hormigón y a ello se sumará un vallado perimetral de seguridad, el caucho impreso en la superficie, cumpliendo la normativa vigente, además de cuatro farolas autónomas de led, bancos –de material reciclado-, fuentes y papeleras.

Aprovechado la coyuntura de esta actuación, el concejal de Mantenimiento de Infraestructuras ha señalado que se va a llevar a cabo un recebado de albero en el parque, se sustituirán los alcorques en mal estado por otros con vegetación de arbustos autóctonos de la zona, se instalará un sistema de riego para garantizar el bienestar y mantenimiento de las nuevas zonas ajardinadas y se construirá una zona de apeadero a la derecha de la calzada, para que la gente que baje del vehículo estacionado no tenga dificultades y se respeten así las plantaciones que se realicen con esta nueva intervención.

Una de las singularidades de este parque, ha indicado el edil, es la pendiente en el terreno, por lo que el albero siempre se desliza hacia la parte más baja en periodos de lluvia. Precisamente, este hecho ha motivado la inclusión, en esta intervención, de dos zonas de drenaje, para que recojan las aguas pluviales. “Creemos que es una mejora de todo este entorno del centro histórico, que estaba totalmente degradado y que en poco más de un mes podremos disfrutar todos y todas”, ha apostillado.