El sábado actuó el guitarrista Pablo Sainz Villegas, quien un día más tarde impartió clases magistrales a alumnos de conservatorios superiores de Andalucía

Actuación del violinista británico Daniel Hope, en el auditorio del Hospital de Santiago.
Actuación del violinista británico Daniel Hope, en el auditorio del Hospital de Santiago.

Otra velada memorable brindada por la 36 edición del Festival Internacional de Música y Danza ‘Ciudad de Úbeda’. El prestigioso violinista británico Daniel Hope, quien goza de una próspera carrera internacional en solitario de más de treinta años, actuó el pasado viernes en el auditorio del Hospital de Santiago, poniéndose además al frente de la Orquesta de Córdoba y contando con la participación de los solistas del Cor de Cambra del Palau de la Música Catalana.

Fue un recital que destacó no solo por la calidad, sino también por la variedad en el programa propuesto, que un día antes se pudo disfrutar en Córdoba. Incluyó en la primera parte ‘West SideStory’ de Leonard Bernstein (suite para violín y cuerda de Paul Bateman) y la ‘Misa criolla’ de Ariel Ramírez (versión para violín, cuarteto vocal, percusión y orquesta de cuerda de Paul Bateman), dos elecciones muy diferentes en las que el violinista brilló junto al resto de músicos y voces.

Respecto a la segunda parte, estuvo dedicada íntegramente a ‘Las cuatro estaciones’ de Max Richter, obra que reimagina a Vivaldi y que ya se ha convertido en todo un clásico de la música. De nuevo el público se dejó llevar por el virtuosismo de Daniel Hope, celebrado por su versatilidad musical, quien ha sido reconocido con una serie de honores que incluyen la Orden del Mérito de la República Federal de Alemania y el Premio Europeo de la Cultura para la Música 2015, además de emprender recitales en solitario, conciertos de cámara y colaboraciones en conciertos con las principales orquestas y directores del mundo. La música dejó paso así a los aplausos en un auditorio puesto en pie.

El auditorio del Hospital de Santiago, acogió la actuación del guitarrista Pablo Sainz Villegas.
El auditorio del Hospital de Santiago, acogió la actuación del guitarrista Pablo Sainz Villegas.

No fue el único protagonista de esta cuarta semana del Festival de Úbeda, pues el sábado, en el mismo espacio, actuó el guitarrista riojano Pablo Sainz Villegas, que llegó a Úbeda tras debutar recientemente con la Orquesta de Filadelfia, convirtiéndose en el tercer guitarrista de la historia en tocar con esta prestigiosa formación norteamericana, después de Andrés Segovia y Pepe Romero. Interpretó obras de Bach, Coll, Villalobos, Albéniz, Domeniconi y Barrios.

Además, el destacado instrumentista español alargó un día más su estancia en Úbeda para ofrecer, el domingo, clases magistrales a alumnos de conservatorios superiores de Andalucía desplazados hasta la localidad. Fue así gracias a La Academia, apartado dedicado a la formación, el encuentro y la divulgación organizado en colaboración con la UNED, de nuevo implicada en todo lo que tiene que ver con la cultura en la localidad ubetense.

Actuación del dúo formado  por el tenor Juan de Dios Mateos y el pianista Antonio López.
Actuación del dúo formado por el tenor Juan de Dios Mateos y el pianista Antonio López.

Voz y piano
Previamente a todo ello, el pasado jueves se contó con el dúo formado por el tenor Juan de Dios Mateos y el pianista Antonio López. La combinación de la excepcional voz del primero y la maestría del segundo afrontó un programa centrado en grandes obras del repertorio lírico. Estas fueron desde clásicos como ‘Una furtiva lágrima’ de Donizetti hasta joyas menos conocidas del repertorio español.

El recital se desarrolló en el impresionante claustro de la Basílica Menor de Santa María de los Reales Alcázares, ya que perteneció al ciclo ‘Música y Patrimonio’ con el que el Festival de Úbeda se ha propuesto visitar rincones especiales de la ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad, logrando momentos íntimos, coquetos y llenos de belleza, donde el lugar y la propuesta artística están pensados para alcanzar experiencias únicas.