Ha sido rehabilitado en el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico, con sede en Sevilla

Levantamiento del documento de la sede del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico.
Levantamiento del documento de la sede del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico.

El Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (IAPH), con sede en Sevilla, ha finalizado la intervención de conservación-restauración del documento ‘Traslado del ordenamiento de la hermandad entre los concejos de Baeza y Jaén’, que data de 1473.

El manuscrito, perteneciente al Archivo Municipal baezano e inscrito en el Catálogo General del Patrimonio Histórico de Andalucía, está realizado en papel artesanal y tintas caligráficas, según ha informado el citado organismo en sus redes sociales, consultadas por Europa Press.

Tras la intervención, se ha realizado un estudio del documento –antes denominado ‘Concordia hecha entre Baeza y Jaén’– que ha permitido su identificación, valoración, contextualización histórica y diplomática en el marco de los concejos municipales, así como su transcripción.

“Constituye una fuente documental primigenia que explica los hermanamientos entre comunidades para su mejor defensa y protección en épocas de incertidumbre. En este caso, a las puertas del conflicto civil por la guerra de sucesión de la corona de Castilla entre 1475 y 1479”, explica el IAPH.

El director general del instituto, Juan José Primo Jurado, y el concejal de Cultura de Baeza, Ignacio A. Montoro, han estado presentes en el levantamiento de la obra, junto con el equipo técnico que ha intervenido en la restauración del documento.

Presentaba un bifolio dañado por un cosido anterior de varias partes rotas y pérdida de otras, la suciedad cubría partes importantes del texto y los dobleces antinaturales perjudicaban a la esencia primitiva, según ha informado, por su parte, el Ayuntamiento baezano.

 Además, la corrosión de las tintas dañaba al ejemplar al que se ha sometido a una limpieza íntegra, alisado y aplanado, unión de gritas y desgarros y se le ha dotado de un sistema adecuado de montaje para su conservación.

“Estas intervenciones supone un avance importante para atender al respeto, a la autenticidad y a la integridad de documentos que conforman la historia de nuestra ciudad y garantizan la duración en el tiempo de materiales tan antiguos”, ha afirmado el Consistorio, desde el que se ha añadido que continuará con esta política de actuaciones.