Una estructura muraria de época ibero-romana, parte de pavimento de la medina musulmana y un enterramiento prehistórico son los tres descubrimientos

Restos del enterramiento prehistórico localizado en el Cerro del Alcázar
Restos del enterramiento prehistórico localizado en el Cerro del Alcázar.

Los sondeos arqueológicos que está llevando a cabo el Ayuntamiento de Baeza en el Cerro del Alcázar ha sacado a la luz los primeros hallazgos, entre ellos una estructura muraria de época ibero-romana, parte de pavimento de la medina musulmana y un enterramiento prehistórico colectivo en perfectas condiciones de conservación, según ha informado el Consistorio.

Las excavaciones, que comenzaron hace dos semanas, comprenden la realización progresiva de nueve sondeos arqueológicos. Con un presupuesto superior a los 220.000 euros, pretende hallar la secuencia ocupacional de la ciudad asentada en este lugar desde el Calcolítico a la época Moderna, cuando fue abandonado por el enclave actual del municipio.

Los trabajos, que se centrarán en la parte más alta del cerro durante un plazo estimado de cuatro meses, se enmarcan en la Estrategia de Desarrollo Urbano y Sostenible de Úbeda y Baeza, cofinanciado en un 80 por ciento por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional.

Cuenta con un presupuesto de ejecución de 221.067,52 euros y suponen dar continuidad al estudio con georradar realizado en el Cerro del Alcázar hace unos años y que reveló que el 90 por ciento de este enclave estaba ocupado con restos arqueológicos.

Trabajos arqueológicos en el cerro del Alcázar de Baeza.
Trabajos arqueológicos en el cerro del Alcázar de Baeza.

En el sondeo número dos se ha descubierto una estructura muraria de época ibero-romana, perteneciente posiblemente a un importante edificio público del momento. Por su parte, en el sondeo número cuatro ha aflorado, también en muy buenas condiciones, pavimento de época musulmana, presumiblemente perteneciente al trazado interno de la medina que el sondeo número cuatro ha aflorado, también en muy buenas condiciones, pavimento de época musulmana, presumiblemente perteneciente al trazado interno de la medina que albergaba el actual cerro del Alcázar.

Sin embargo, el principal hallazgo se ha concentrado en el sondeo número tres, donde se ha encontrado un enterramiento colectivo con restos humanos y animales, en perfecto estado de conservación, que puede datar a priori de la Edad del Cobre o incluso de la Edad del Bronce.

Los arqueólogos encargados de la excavación ya están analizando los vestigios hallados para tratar de determinar con exactitud el origen y las características exactas de los restos, aunque las aproximaciones preliminares de los técnicos apuntan con claridad al origen prehistórico de los mismos.

El gobierno local (PP-Baeza Merece Más) ha venido trabajando en las últimas semanas para garantizar la seguridad del entorno, especialmente durante la noche. A partir de este jueves el recinto cuenta ya con seguridad privada, además de los refuerzos adicionales de Policía Local y Guardia Civil, ha explicado el primer edil.

Así lo ha indicado el alcalde, Pedro Cabrera, y el concejal de Patrimonio, Ignacio A. Montoro, que ha visitado la zona. “Se trata de un hallazgo arqueológico de vital importancia para la consolidación de Baeza como destino turístico de calidad”, ha dicho el alcalde y ha añadido que se está trabajando en “un ambicioso plan director, una hoja de ruta a medio y largo plazo para descubrir y poner en valor los vestigios que puedan hallarse en la zona”.