Indica que el autoconsumo de energía solar fotovoltaica ayuda a revertir la dependencia energética de combustibles fósiles y a minimizar el impacto económico del precio de la energía

Inauguración de la planta solar fotovoltaica flotante.
Inauguración de la planta solar fotovoltaica flotante.

El grupo jiennense Castillo de Canena cuenta con la planta solar fotovoltaica flotante para autoconsumo “más grande de Andalucía”, instalada en la balsa de riego que posee en Úbeda su sociedad Cortijo Guadiana SL.

Así se ha puesto de relieve este jueves en la inauguración de esta infraestructura, concebida para el sistema de bombeo para el riego de la finca. En el acto han intervenido el presidente del Grupo Castillo de Canena, Luis Vañó; el director general de Intelec (encargada de ejecutar el proyecto), Antonio Ruano, y el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno.

“Esta instalación es para verla, porque impresiona primero por sus dimensiones y por el lugar sobre el que se ha construido sobre esa balsa de riego tan imponente”, ha dicho Moreno, quien ha explicado que ha tenido “una inversión de 800.000 euros que ha contado con una subvención de algo de 260.000 euros por parte de la Agencia Andaluza de la Energía”.

Ha destacado, además, el ahorro “muy importante” que la planta va a suponer con respecto al pago de facturas eléctricas así como los beneficios que tiene desde el punto de vista medioambiental, al “evitar 800 toneladas de emisiones de CO2″, equivalente a 500 viviendas de consumo de tamaño medio”.

“Pero, sobre todo, esta operación encierra algo que me parece muy importante y trascendental en nuestra comunidad autónoma, que es el compromiso de una empresa muy relevante de nuestro aceite de oliva precisamente con el medio ambiente”, ha manifestado.

Al hilo, ha agradecido a Castillo de Canena haber “sido pioneros” en este ámbito y por dar “muestras todos los días de ese compromiso medioambiental”. Igualmente, ha felicitado a Intelec y Vialterra, también firmas de Jaén, por su trabajo en la construcción de esta instalación.

Precisamente, el director general de Intelec ha ofrecido los datos más relevantes de la planta solar fotovoltaica flotante “más grande” que hasta el momento hay en Andalucía; fruto de “la apuesta tan clara” que el grupo aceitero tiene por la sostenibilidad y la innovación y ello, además, de la mano del “talento de la provincia de Jaén”.

Última tecnología en más de 6.500 metros cuadrados

“Contamos con la última tecnología en flotadores fotovoltaicos, totalmente concienciados con el medio ambiente y el agua, con una superficie de más de 6.500 metros cuadrados. Un campo de fútbol”, ha manifestado.

Este conjunto flotante “está preparado para no emitir ningún residuo contaminante al medio ambiente” y, “de hecho, podría ubicarse sobre agua para consumo humano sin ningún problema”. Está formado por 1.800 módulos fotovoltaicos que suman un megavatio de potencia, “con tecnología Antipit fundamental para ambientes húmedos, con inversores con un rendimiento superior al 98 por ciento”.

“Esta planta flotante concebida para la producción energética del sistema de bombeo para el riego de la finca genera 1,8 gigavatios evitando la emisión de 830 toneladas, el equivalente al consumo de unas 500 viviendas de tamaño medio en España, suponiendo un ahorro a la empresa de más de 100.000 euros al año”, ha agregado.

Asimismo, generará una serie de beneficios, como “la reducción de la huella hídrica, punto en el que ha resaltado que “el 80 por ciento de la evaporación del agua será evitada en todas aquellas partes” donde se ubican los módulos. También ha valorado “la calidad” del agua y el ahorro en productos químicos.

Senda medioambiental

En esta línea, el presidente del Grupo Castillo de Canena ha abundado en que este proyecto permite avanzar en su “plena soberanía energética”, además de contribuir a “reducir drásticamente” su huella de carbono, “reduciendo la evaporación del agua de riego y la dependencia de los combustibles fósiles”.

Al respecto, ha puesto de relieve que no se trata de “un hecho puntual” en la compañía, sino de “un jalón más dentro de la prolongada senda de sostenibilidad medioambiental que comenzaba a recorrer hace 20 años” y que forma parte de su “credo corporativo”.

“Como olivareros, como productores de aceite de oliva vírgenes extra, como custodios de un paisaje único en el mundo conformado por un bosque humanizado, somos conscientes de la íntima alianza, de la unión que debe existir entre la actividad agraria y el entorno natural en donde se enclava”, ha subrayado.

Vañó ha aludido de este modo a “las poderosas sinergias que se generan” cuando hay capacidad “de escuchar al campo y entenderlo, preservando su fertilidad, su riqueza ecológica y su biodiversidad”.

“El lugar donde nos encontramos, el Cortijo de Guadiana, es un ejemplo de cómo se puede construir un verdadero ecosistema al abrigo de los miles de olivos que nos circundan, aboliendo los pesticidas, preservando la cubierta vegetal”, ha asegurado.

El presidente andaluz ha estado acompañado de la consejera de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, Carmen Crespo; de la consejera de Salud y Consumo, Catalina García; del consejero de Industria, Energía y Minas, Jorge Paradela, y de la alcaldesa de Úbeda, Antonia Olivares.