Lo ha hecho a través de una moción en el pleno de Diputación, aprobada con los votos del PSOE, y ha contado con el rechazo del PP.

El diputado socialista Francisco Javier Lozano.
El diputado socialista Francisco Javier Lozano.

La Diputación de Jaén exigió a la Junta de Andalucía que reconsidere su decisión de abandonar la gestión de las Oficinas de Turismo de Úbeda y Baeza. Lo ha hecho a través de una moción en el pleno de Diputación, aprobada con los votos del PSOE, y ha contado con el rechazo del PP.

Durante el pleno celebrado el pasado jueves, el diputado socialista Franncisco Javier Lozano ha acusado al presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno de “torpedear” el trabajo del sector turístico y de los agentes públicos de las Ciudades Patrimonio de la Humanidad y del destino Jaén, Paraíso Interior. “Ésta es la política de desmantelamiento de servicios públicos de Juanma Moreno. No le interesa el turismo de interior, rural, ni de naturaleza. Siempre apuesta por los grandes empresarios de la Costa del Sol”, ha dicho lozano.

Lozano ha enmarcado el abandono de la Junta de la gestión de estas Oficinas en el “maltrato constante de Juanma Moreno a la provincia de Jaén” y ha preguntado por el cambio de opinión de la Consejería, que en octubre de 2023 le trasladaba en un correo electrónico al Ayuntamiento de Úbeda que éste era “un modelo de éxito” y dos meses después cambia radicalmente de opinión y resulta que “ya tenía decidido dejar de gestionar la Oficina”. “La carta de diciembre es clara. No había nada que negociar y se impone el criterio unilateral de la Junta”, ha dicho el diputado socialista.

Para Lozano, lo ocurrido es “una falta de respeto a los empresarios del sector de Úbeda, Baeza y del resto de la provincia”, puesto que en estas oficinas también se realiza una labor de promoción de otros puntos del territorio jiennense.

Según el diputado a día de hoy siguen sin “noticia de ninguna propuesta de la Junta de Andalucía, ni borrador de convenio”, y lo único que han escuchado es la intención de la Junta de “doblar el convenio”, algo que en cualquier caso “no se decía en la carta de diciembre”.

“No vamos a permitir que se rían de los vecinos de Úbeda y Baeza. Por 15.000 euros no vamos a tragar. Porque nos quitan dos trabajadores que cuestan 70.000 euros y nos quieren cerrar la boca con 15.000 míseros euros. No vamos a tragar, ni por nuestros vecinos ni por los empresarios”, ha dicho Lozano.