Participan 70 docentes de 32 universidades españolas

Inauguración del XLI Seminario de Teoría de la Educación.
Inauguración del XLI Seminario de Teoría de la Educación.

La Sede Antonio Machado de Baeza de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) acoge el XLI Seminario Interuniversitario de Teoría de la Educación (SITE), ‘Educación: encuentros y desencuentros’, organizado por el Área de Teoría e Historia del departamento de Pedagogía de la Universidad de Jaén (UJA).

El acto inaugural ha contado con las intervenciones del director de la Sede Antonio Machado de Baeza, José Manuel Castro; la directora del Centro de Formación Permanente y Formación Complementaria de la UJA, Mª Carmen Pegalajar; el director del departamento de Pedagogía de la UJA, Eufrasio Pérez; la presidenta del Seminario Interuniversitario de Teoría de la Educación, Carmen Orta, y la organizadora del mismo, África Mª Cámara, profesora del departamento de Pedagogía de la UJA.

Este Seminario, que finaliza mañana martes, cuenta con la participación de unos 70 docentes, procedentes de 32 universidades de las diferentes comunidades autónomas españolas.

Según jan informado desde la UNIA, es un espacio de análisis y reflexión sobre las ideas educativas. En este seminario se analiza la importancia de la educación en la sociedad actual, abarcando ámbitos como la experiencia de las personas en diferentes espacios sociales; la inmigración como hecho consustancial a la naturaleza humana; la trascendencia de las redes sociales como herramientas de transformación educativa y social; y la importancia de los encuentros y desencuentros que emanan de las relaciones humanas.

El SITE se celebra anualmente de manera ininterrumpida (exceptuando el año 2020 por la pandemia de la Covid-19) desde el año 1982. En esa fecha, un grupo de docentes de varias universidades españolas, reunidos en la Universidad de Murcia, se propusieron marcar el rumbo del área de Teoría de la Educación e iniciaron el comienzo de esta actividad.

Sus impulsores conciben la Educación como “una oportunidad que abre caminos, empuja a conocer nuevas rutas y transforma las personas y las sociedades”. En definitiva, según se ha informado desde la UNIA, como “una razón de ser y de vivir que tiene una función transmisora que provoca cambios en las personas para mejorar y alcanzar sus objetivos vitales”.