A lo largo de la Cuaresma más de 100 voces ensayarán el Salmo 50 que Hilarión de Eslava compusiera para la Catedral de la ciudad

Primer ensayo del Miserere.
Primer ensayo del Miserere.

En estas vísperas cuaresmales, cuando la ciudad aún no despertó a una nueva primavera, las primeras notas del ‘Christus factus’ se dejaron escuchar en el corazón monumental de la ciudad, en el transcurso del primero de los ensayos del Miserere de Hilarión de Eslava, que el próximo Martes Santo volverá a sonar en la Catedral de la Natividad de Nuestra Señora.

En las próximas semanas, más de un centenar de baezanos se reunirán al anochecer para celebrar los ensayos, bajo la dirección del maestro Juan de Dios Robles. Las voces mixtas de la Coral Baezana y la Orquesta Sinfónica de Baeza ensayan desde hoy una y otra vez las partituras de los 12 números que conforman esta joya musical.

Pedro Cabrera, alcalde de Baeza, en su visita al citado primer ensayo, puso en valor la labor de este centenar de baezanos que “de manera generosa dedican estas noches a los ensayos de nuestro Miserere sacrificando su tiempo, para que en la noche del Martes Santo, entre los muros del templo mayor de la ciudad resuenen estas notas, que a lo largo de las décadas han unido a generaciones de baezanos y que emocionan a los presentes como si del primer día que la escuchasen se tratase”. En esta línea, el regidor baezano puso de manifiesto el trabajo del maestro Juan de Dios Robles, quien gracias a su maestría y buen hacer, hace que desde el “Christus factus” hasta el “Tunc impónent” escuchar esta composición sea recrearse en la solemnidad y grandeza.

La personalidad y calidad de nuestro Miserere, sumado a la implicación de la sociedad baezana que hacen posible este sueño cuando los rayos del ocaso se pierden por el rosetón de la Puerta de la Luna, hacen que nuestra Semana Santa sea diferente al resto de las de nuestra tierra, por ello, según apuntó Cabrera Rentero “el Martes Santo es el día de la música vocal en la Semana Santa de Baeza, donde la ciudad a través del canto reza, preparando a las almas para vivir la pasión, muerte y resurrección de Nuestro Señor Jesucristo”.

El Miserere de Hilarión de Eslava es una de las citas más esperadas de la Semana Santa de Baeza, congregando cada año a decenas de visitantes llegados desde diferentes lugares de la geografía. Además esta cita cuenta con el apoyo incondicional de los ciudadanos de Baeza y de las diferentes instituciones que durante estos años han apoyado la interpretación del mismo.