El proceso estará abierto hasta el próximo 1 de abril y un periodo de ejecución de tres meses

La concejalas María del Carmen García y Elena Rodríguez presentan el proyecto.
La concejalas María del Carmen García y Elena Rodríguez presentan el proyecto.

El Ayuntamiento de Úbeda ha sacado a licitación por 237.160 euros la redacción del proyecto básico y ejecución, estudio de seguridad y salud, dirección de obra, coordinación de la seguridad y salud para las obras de restauración ambiental del Barrio de Santo Tomás y la Muralla de San Millán.

La concejala de Turismo y Cultura, Elena Rodríguez, y la concejala de Urbanismo y Medio Ambiente, María del Carmen García, han informado de esta actuación  prevista en el Plan de Sostenibilidad Turística para la ciudad, que se enmarca en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, financiado con el Fondo Next Generation procedente de la Unión Europea.

El periodo de ejecución del servicio licitado será de tres meses y las ofertas se pueden presentar hasta el próximo 1 de abril. Los detalles de la licitación se encuentran en el Perfil del Contratante de la Sede Electrónica del Ayuntamiento de Úbeda (https://sede.ubeda.es/eAdmin/PerfilContratante.do?action=verPublicacion&identif=4E7F873C82BD3B4D).

“Entendemos la recuperación del patrimonio como un elemento transformador y de regeneración de zonas degradadas, que no solo embellece nuestra ciudad, sino que además contribuye a ser un atractivo turístico más”, ha manifestado la edil de Cultura y  Turismo.

Así, Rodríguez ha recordado intervenciones que van en esta línea como la mejora dela eficiencia energética del Hospital de Santiago, la remodelación del Auditorio y la Sacristía del Hospital de Santiago, la rehabilitación del Palacio Vázquez de Molina, la adecuación del Palacio Marqués de Mancera para albergar el Espacio de Creación ‘Joaquín Sabina’ o la regeneración del Barrio de las Eras del Alcázar y puesta en valor del yacimiento arqueológico, entre otros muchos ejemplos.

En este sentido, ha resaltado que una de las intervencionesdel Gobierno local es continuar regenerando el centro histórico, por eso se pensó incluir el proyecto de la regeneración del lienzo de la Muralla de San Millán –desde el arco de la Cuesta de Santa Lucía hasta el arco de la Puerta del Losal-, en el Plan de Sostenibilidad Turística.

“Es un elemento arquitectónico singular y de especial interés, ya que además es un BIC, y en el que teníamos que intervenir para seguir creando nuevos atractivos en la ciudad y diversificando los flujos del turismo, descongestionando ciertas zonas del centro histórico”, ha declarado.

Junto a ello, Rodríguez ha señalado que otro de los puntos en los que se seguirá trabajando, continuando con las intervenciones en materia patrimonial, es en el Barrio de Santo Tomás, aprovechando la actuación en la Muralla de San Millán.

 “Creemos que es un proyecto de ciudad muy importante que se va a acometer en estos próximos años y que servirá de atractivo turístico, con el que perseguimos que haya muchos más motivos para que el visitante tenga más noches de pernoctación, lo que incidirá directa y positivamente en la economía local”, ha apostillado.

Ha apuntado que estas zonas que se van a regenerar va a ser un revulsivo para los residentes, puesto que “va a revitalizar y revalorizar estos lugares, como ya ha ocurrido en el Barrio de las Eras del Alcázar”.

Proyecto

Por su parte, la concejala de Urbanismo a explicado la parte más técnica del proyecto no sin puntualizar, antes que los Fondos Europeos tienen siempre unos condicionantes, con unas líneas muy concretas y tasadas, a las que hay que ceñirse.

Dentro de esas líneas de actuación subvencionables el equipo de gobierno, detectando la necesidad de intervenir en ciertas zonas, se ha seleccionado ciertos proyectos que pueden “encajar” en esas directrices marcadas por Europa. En esta ocasión son cuatro ejes programáticos: transición verde y sostenible, mejora de la eficiencia energética, transición digital y competitividad.

El proyecto tendrá un presupuesto de 1.178.540,00 euros y deberá ejecutarse en un periodo de seis meses. Se dividirá en cuatro actuaciones principales: El yacimiento arqueológico de Santo Tomás y el Huerto del Carmen, restauración ambiental de la muralla,  diseño de la Ruta Nocturna de San Juan de la Cruz  y la mejora del producto turístico patrimonial de la muralla enmarcadas en las actuaciones 1, 2, 3 y 12, respectivamente, del Plan de Sostenibilidad Turística.

Con respecto al yacimiento arqueológico de Santo Tomás y el Huerto del Carmen, ha detallado que se colocarán pasarelas elevadas para discurrir por los restos arqueológicos de la iglesia, con un recorrido accesible y adecuado para las visitas y se completará la excavación arqueológica con dos sondeos abiertos en la torre de la iglesia y la sacristía.

Ademas, se establece la recuperación volumétrica espacial de la iglesia y cierre vegetal del recinto a las casas linderas, mediante la utilización de pantallas verdes formadas con plantas tapizantes. A ello se suma medidas de protección y accesibilidad universal del yacimiento arqueológico y sus conexiones al barrio, así como el rediseño del Parque del Carmen, para hacerlo un lugar más abierto y multifuncional.

La restauración ambiental de la muralla y su mejora paisajística, prevé la recuperación del Torreón del Huerto del Carmen y la del tramo del adarve anexo a la Gradeta de Santo Tomás, la restauración ambiental de las puertas de Santa Lucía y Losal y recuperación paisajística de los espacios verdes estanciales anexos a la muralla en su parte baja, eliminando plantas invasoras y plantación de plantas tapizantes y arbustivas de  bajo requerimiento de agua.

Junto a ello, se contempla espacios de sombra atractivos para el visitante y la introducción de riego de agua recirculada proveniente del pilar, que se recoge de los minados de agua.

Ruta nocturna

Sobre la ruta nocturna de San Juan de la Cruz ha indicado que tiene como objetivo actuar en la iluminación ambiental y monumental de la  muralla y las puertas del Losal y Santa Lucía e intervenir en la iluminación urbana del callejón de Navarro, la Gradeta de Santo Tomás y la Plaza del Carmen.

Se pantea, igualmente, el balizado luminoso de caminos y jardines, de zonas de restos arqueológicos, proyecciones de imágenes, creación de experiencias inmersivas en las murallas a través de eventos culturales.

La última actuación que se integra en este proyecto es la que corresponde a la adecuación integral del callejón de Navarro, la Gradeta de Santo Tomás y la Plaza del Carmen a nivel de infraestructuras, pavimentación y equipamiento. También se prevé la restauración arquitectónica y mejora de la movilidad y accesibilidad para recuperar el entorno peatonal de la muralla. “Se trata, como veis, de una intervención muy ambiciosa y que esperemos que queden proyectos de gran calidad, para el disfrute de los residentes y la ciudadanía en general”, ha comentado la concejala de Urbanismo.