El yacimiento tiene un gran valosr arqueológico, puesto que en el se demuestra que la ciudad posee la secuencia de hábitat, ininterrumpida más antigua que se conoce actualmente

Promoción del yacimiento de las Eras del Alcázar en Fitur.
Promoción del yacimiento de las Eras del Alcázar en Fitur.

El Ayuntamiento de Úbeda ha presentado en la Feria Internacional de Turismo (Fitur) el audiovisual ‘Úbeda, 6.000 años de historia que contar’, con el que se quiere difundir el “gran valor arqueológico” del yacimiento de las Eras del Alcázar y sitúa en la ciudad “la secuencia de hábitat ininterrumpida más antigua que se conoce actualmente”.

Así se ha puesto de relieve en un acto que ha contado con la alcaldesa de Úbeda, Antonia Olivares, la vicepresidenta tercera de la Diputación, Africa Colomo, y el diputado de Promoción y Turismo. Francisco Javier Lozano, entre otros. La primera ha destacado que el citado enclave constituye “un tesoro arqueológico, que en poco tiempo será totalmente visitable y que va a permitir estudiar 6.000 años de historia”.

Al hilo, ha afirmado que los destinos de inyerior es tienen como objetivo orientar las estrategias turísticas en “romper con la estacionalidad y que los turistas pasen más tiempo en la ciudad”, genernado así más riqueza en los sectores vinculados.

“Esta puesta en valor por parte del Ayuntamiento de Úbeda es un claro ejemplo de ello, de las estrategias como ciudad para ser más competitivos y atractivos como destino turístico”, ha mabnifestado la regidora.

Este hallazgo arqueológico, como recoge el vídeo, ha sido posible gracias a las excavaciones que se realizaron en 2007, 2011 y en 2023, en las que se han encontrado restos muy bien conservados, “que hacen a este yacimiento único y excepcional, y que demuestran que Úbeda no solo fue una ciudad importante en el Renacimiento, época de máximo esplendor y desarrollo, sino que ya lo era hace milenios”.

Olivares ha calificado esta actuación como una de las más transformadoras que se han acometido en la ciudad en estos últimos años. Un proyecto regenerador de una zona muy degradada que da respuesta a “una demanda histórica” y que el Ayuntamiento ha podido realizarlo, gracias a la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (EDUSI), Úbeda/Baeza 2020, cofinanciada al 80 por ciento por los Fondos FEDER, con una inversión total de 2.396.576,06 euros.

Ha manifestado que se ha conseguido promover la inserción del barrio del Alcázar en la dinámica urbana y el circuito de la visita turística del paisaje cultural de la ciudad, gracias a la regeneración de este espacio, que ahora es más amable, más atractivo, más sostenible y de utilidad para sociedad, en el que su uso será muy versátil, ya que allí pueden desarrollarse actividades lúdicas, culturales, de investigación y formación.

Cosas del destino, este proyecto, justo, se ha terminado en el año en el que Úbeda y Baeza celebraban su XX aniversario como ciudades Patrimonio Mundial, un año muy significativo en el que se han acometido proyectos muy interesantes que siguen poniendo en valor nuestro patrimonio, como es el caso de las Eras del Alcázar, y que en los próximos meses se seguirán dando buenas noticias al respecto con la apertura de otros espacios como el Centro de Creación dedicado a la figura de Joaquín Sabina o la inauguración de la ruta literaria dedicada al insigne escritor Antonio Muñoz Molina.

Para la ocasión, además, se ha editado unas bolsas promocionales del Yacimiento de las Eras del Alcázar, con una moderna imagen conceptual del lugar, bajo las siglas de LEA –Las Eras del Alcázar-, que se han repartido como merchandising a los visitantes de FITUR.

Nuevos espaciós e infraestruxturas
La alcaldesa ha hecho hincapié en que esta zona adolecía de una completa ausencia de acabados urbanos, en gran parte del ámbito de actuación, sobre todo, en el perímetro exterior del antiguo grupo escolar, presentando así una carencia de pavimento e infraestructuras básicas, mobiliario u otros elementos de cualificación urbana.

Con la nueva ordenación se crea una nueva manzana en el borde nordeste, sobre la que se ha levantado un conjunto de edificaciones que se complementa con un parque infantil y de la salud, que viene a suplir el déficit de equipamientos de este ámbito en este barrio.

La actuación también ha supuesto, ha matizado, la creación de un gran pulmón verde, denominado ‘Paleo-Parque’, el cual se ha construido sobre unos terrenos parcialmente elevados, en un intento de interponerse en la perspectiva visual. Este espacio verde, está asociado, conceptualmente, con el propio yacimiento pues en el mismo se reproducirá, de forma meditada, el hábitat natural que se corresponde con los más antiguos moradores del yacimiento.

Las nuevas zonas ajardinadas estarán provistas de 81 nuevos ejemplares de árboles -pinos, quejigos, encinas, coscojales, algarrobos-, 400 metros cuadrados de plantación arbustiva -brezo, enebro, sabina, labiérnabo, lentisco, majoletos,…- 100 metros cuadrados de tomillar, 400 metros cuadrados jaral, 70 metros cuadrados de romeral, 155 metros cuadrados de retama, 350 metros cuadrados de matorral aromático mediterráneo.

Además, habrá 55 metros cuadrados de madreselva, 230 metros cuadrados de matorral espinoso, 2.750 metros cuadrados de herbazal compuesto por lastomar y amapola, 405 metros cuadrados de césped mezclado con trébol, 500 metros cuadrados de parras, entre otras especies.

Con este proyecto se ha culminado la creación de un conjunto edificatorio, destinado al desarrollo de trabajos de arqueología y aulas de formación, para profundizar en esta materia y otras que tengan que ver con el patrimonio. Por otro lado, se ha previsto un edificio para la recepción de visitantes, con el objetivo de que el yacimiento se explique e interprete antes de que sea visitado.

En general, con la intervención se ha provisto a la zona de accesibilidad, sostenibilidad ambiental, espacio escénico al aire libre, mirador desde el adarve de la muralla, integración de las viviendas de las antiguas escuelas, zona aparcamiento, espacio para futuro quiosco–bar, módulo de recepción de visitantes del yacimiento, espacios con vegetación, dotación completa de infraestructuras urbanas necesarias, zona de juegos infantiles y reloj de sol y rosa de los vientos, entre otros elementos.

Como bien se comenta en el vídeo, tras milenios de historia, las Eras del Alcázar recuperan su esplendor, para compartir con el mundo momentos históricos de gran valor.