jeroEl concejal de Mantenimiento de Infraestructuras, Jerónimo García, ha presentado el proyecto de modificación de cruces de calles en la avenida de Linares, en el que ha colaborado la Policía local y el Área de Mantenimiento, para el que se ha designado un presupuesto de casi 23.700 euros. 

En este sentido, ha señalado el edil, la intervención tiene como objetivo realizar la modificación en los acerados de los cruces de las calles Buen Pastor, San José, Granada y Blas Infante, con la idea de disminuir los recorridos o zona de tránsito entre las aceras, en medida de lo posible en los pasos de peatones, “aumentando, de este modo, la seguridad para los peatones en los citados cruces”. 

Modificaciones 

Con respecto  a las calles que se incluyen en este proyecto, el concejal de Mantenimiento ha concretado que en la calle San José existe una coincidencia de calle que hace que el paso de peatones sea muy largo y con reducida visibilidad, tanto para peatones como para vehículos. 

“Queremos mejorar esta situación aumentando mediante isletas y permitiendo una mayor visibilidad, tanto de los vehículos que se acercan para los peatones que van a cruzar como de los peatones sobre estos. También que el tiempo de permanencia sobre la vía, a pesar de ser sobre un paso de peatones, sea el más corto posible”, ha indicado el concejal.

Por otro lado, en la calle Buen Pastor se pretende ampliar el acerado en el punto en el que se arranca el paso de peatones en ambos lados, permitiendo que no exista interferencia entre las personas que van a cruzar por este paso de peatones y las que circulan por el acerado de la calle. 

Así, en la calle Granada se da la circunstancia de que cuando se inicia el paso de peatones en ambos lados, una parte del mismo forma parte del aparcamiento de vehículos, por lo que se van a realizar unas isletas que reduzcan este paso de peatones, exclusivamente, a la zona de paso de vehículos.

Para concluir, García ha indicado que en la calle Blas Infante, esquina de mucho tránsito, existe un acerado muy estrecho, desalineado con el paso de peatones que se ha construido en la intervención, delante de la residencia de ancianos.

 “También existe una fuente pública en ese entorno y se pretende ordenar ese espacio, dotándole de una superficie de uso para los peatones adecuada al gran número de personas que transitan diariamente por este punto de nuestra ciudad”, ha sentenciado.