Sin imágenes

puesto mercadilloEl concejal de Comercio, Industria y Artesanía, José Luis Madueño, ha anunciado que el tradicional mercadillo de los viernes volverá a ponerse en marcha el próximo 19 de junio, con las medidas de prevención pertinentes para evitar contagios por covid-19. 

El concejal de Comercio, Industria y Artesanía, José Luis Madueño, ha anunciado esta mañana que el tradicional mercadillo de los viernes volverá a ponerse en marcha el próximo 19 de junio, con las medidas de prevención pertinentes para evitar contagios por covid-19. 

El edil ha comentado que esta actividad comercial vuelve a reactivarse, con todas las precauciones, atendiendo también  a que es el sustento de 139 familias. En este sentido, Madueño ha comentado que no ha sido posible ponerlo en funcionamiento antes porque resultaba difícil garantizar el cumpliendo de las normas sanitarias, más teniendo en cuenta que el mercadillo de la ciudad es de influencia comarcal. 

Así las cosas, esta decisión ha sido consensuada con la Asociación AVAPA y se ha tenido que reestructurar el mercadillo para primar la seguridad en el espacio, con novedades como la implantación de unas lonas para garantizar la separación. Además, en la calle Don Bosco una de las filas de puestos se trasladará a la calle Bétula. Por otro lado, el edil ha hablado que para garantizarse la distancia social, se establecerá un solo sentido de paso, en sentido de las agujas del reloj. “Se instalará cartelería para visibilizar todas las obligaciones tanto para vendedores, como para el público y pondremos varios puntos con geles hidroalcohólicos para asegurar una higiene de manos, cumpliendo la normativa”, ha indicado. El uso de la mascarilla, ha continuado explicando Madueño, lógicamente será obligatorio. 

Para la puesta en marcha del mercadillo se contará con la Policía local y voluntarios de Protección Civil, que velarán por el cumplimiento de la normativa vigente. “A cada vendedor se le va a entregar un escrito en el que vienen reflejadas todas las obligaciones para ejercer la actividad comercial. Un documento que tendrá que ser firmado por cada uno para dejar constancia de su compromiso”, ha indicado. 

Algunas de esas obligaciones a las que se compromete cada vendedor serán tales como: llevar mascarillas, guantes, la atención será  de uno en uno, los clientes que estén a la espera deberán guardar los dos metros de seguridad, los clientes no podrán manipular el género y las prendas que se prueben pero no se adquieran tendrán que desinfectarse antes de ponerse de nuevo a la venta. “Esperemos que el cumplimiento sea masivo por los vendedores y por los clientes para un buen funcionamiento del mercadillo”, ha subrayado.