El director general de Infraestructuras del Agua destaca que estas obras permiten cumplir con la normativa europea

Visita a las obras.
Visita a las obras.

El director general de Infraestructuras del Agua de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Álvaro Real, ha destacado que las agrupaciones de vertidos y estaciones depura doras de aguas residuales (EDAR) de Ibros por un lado; y de Rus, Canena y La Yedra por otro, permite cumplir con la normativa europea.

Así lo ha indicado este martes duran su visita a las obras de construcción de estas infraestructuras, en la que también ha participado la delegada territorial de Agricultura, Ganadería y Pesca, Soledad Aranda.
Real ha explicado que contribuirán “a garantizar el cumplimiento de la normativa europea y mejorar el equilibrio medioambiental en la gestión del agua de esas localidades, que no contaban con ninguna infraestructura de depuración”.

Además, a través de una futura adaptación de la infraestructura, podrían “permitir que los regantes de estos municipios puedan llegar a tener acceso a recursos hídricos adicionales de forma sostenible con la reutilización de aguas regeneradas”.

El proyecto de agrupación de vertidos y EDAR de Ibros persigue cubrir las necesidades de gestión sostenible de los recursos hídricos de más de 3.600 vecinos de este municipio y para ello contempla, entre otras actuaciones, la construcción de un colector de 840 metros de longitud. Las obras, junto a la redacción del proyecto, tienen un coste de 2,5 millones de euros, y su plazo de ejecución y puesta en marcha es de 16 meses.

Por su parte, la agrupación de vertidos y EDAR de Rus, Canena y La Yedra, esta infraestructura dará servicio a alrededor de 5.500 habitantes distribuidos en estos núcleos poblacionales jiennenses. La agrupación de vertidos se realiza mediante un colector de saneamiento general que supera los 7.200 metros de largo y discurre por los términos municipales de Rus, Canena y Baeza.

De esta forma, recoge las aguas residuales de la zona para conducirlas hasta la depuradora incluida, como ha apuntado Álvaro Real, “en un complejo proyecto hidráulico”. El importe de esta actuación, junto a la redacción del proyecto, asciende a 5,9 millones de euros, y el plazo de ejecución y puesta en marcha de las infraestructuras es de 18 meses.